¿Es peligroso beber agua salada?
Carol Álvarez

Quizá el titular te ha pillado un poco desprevenido, ¿se puede beber agua salada? En los últimos años hemos descubierto alimentos, bebidas y especias que aportan beneficios a nuestro organismo y no lo sabíamos. Ejemplos claros son las semillas de chía, la cúrcuma y, en este caso, el agua con sal. ¡Ojo! Esto no quiere decir que aprovechando tus vacaciones en la playa, te pongas púo de beber agua del mar.

Beber agua salada es una bebida «exclusiva» que algunas empresas han decidido comercializar en forma embotellada. En el planeta Tierra contamos con un 29% de agua dulce, idónea para nuestro consumo, y el 71% es la que encontramos en mares y océanos (salada).

Hay expertos que recomiendan tomar agua salada (apta para consumo), ya que ayuda a depurar toxinas y aumenta los niveles de energía; en cambio, otros muchos ven peligrosa esta práctica por poder deshidratarnos o ponernos enfermos.

Ventajas

Quienes lo han probado dicen que beber esta mezcla, ayuda a mejorar la calidad del sueño, tener una piel más depurada y favorecer al estilo de vida saludable. Aunque hay empresas que comercializan las bebidas de agua salada, hay personas que prefieren hacer la mezcla ellos mismos (con sal de mesa).

Reemplaza el sodio

El sodio es considerado uno de los electrolitos esenciales. Mientras que los electrolitos ayudan al funcionamiento del cuerpo, el sodio es especialmente importante para las funciones musculares y nerviosas. Desempeña un papel integral para garantizar que los músculos se contraigan y se relajen, que las neuronas se activen e incluso ayuda a regular el equilibrio de fluidos corporales.

Lo que pasa con el agua salada es que contiene un porcentaje relativamente alto de sodio. No se tiende a obtener esto en el agua potable habitual, que es una de las razones por las que algunas personas piensan comenzar a beber agua salada en primer lugar. El objetivo es reponer las reservas de sodio, que normalmente pueden agotarse, especialmente si sudamos mucho durante el ejercicio. Al darle al cuerpo tanto agua como sodio, se puede decir que el agua salada es mejor para la hidratación que un vaso de agua estándar.

Ayuda a la digestión

El consumo de agua salada y la digestión pueden estar muy estrechamente relacionados. Cuando digerimos los alimentos, el proceso comienza en la boca. Comienza con la saliva descomponiendo la comida, lo que facilita que el resto del sistema digestivo la maneje. Al consumirla, el agua salada puede activar las glándulas salivales para que produzcan más saliva. Esto ayuda a todo el proceso digestivo como resultado.

Además, se ha demostrado que las sales naturales como el cloruro de sodio ayudan a la producción y función del ácido estomacal (ácido clorhídrico). Beber agua salada puede ayudar a estimular el ácido en el estómago, permitiéndole descomponer los alimentos que ha comido.

Al beber agua salada, podemos prevenir todo esto al permitir que el estómago funcione como debería. La sal ayuda al ácido del estómago a digerir químicamente los alimentos, lo que facilita el manejo de alimentos que pueden ser difíciles de digerir, lo que en general debería disminuir el desarrollo o la incidencia de problemas estomacales.

Eliminación de toxinas

En general, beber agua ayuda a eliminar toxinas dañinas del cuerpo. Pero el agua salada lleva esta teoría a nuevas alturas. Sí, beber agua significará que necesitaremos orinar más, que es como se eliminan muchas de las toxinas. Pero al mejorar el sistema digestivo, beber agua salada puede permitir evacuaciones intestinales más frecuentes. Como consecuencia, esto significa que se pueden eliminar aún más cosas de su sistema.

Muchas personas beberán agua salada únicamente por este motivo. Se le conoce comúnmente como un «descarga de agua salada» porque está tratando de eliminar la mayor cantidad posible de cosas malas de su cuerpo.

beneficios de beber agua salada

Inconvenientes

Algunos nutricionistas no encuentran beneficios en esta bebida, y mucho menos como desintoxicador del organismo. Alertan de lo peligroso que puede ser seguir una moda de Internet, sin tener una base que certifique que es un hábito saludable. Es cierto que tomar sal con moderación (si es rosada, mejor), ayuda a regular la presión arterial; sin embargo, abusar de su ingesta puede provocar hipertensión.

Diarrea

Beber agua salada puede hacer que evacuemos con más frecuencia. La desventaja de esto es que puede darnos diarrea fácilmente si bebemos agua salada con frecuencia. Tener una cantidad saludable de sodio en el cuerpo está bien, pero demasiado se convierte en un problema. Causa problemas intestinales que conducen a la diarrea, que a su vez a menudo provoca deshidratación debido a una pérdida repentina y sustancial de líquidos.

Esto nos lleva al problema principal con la moda del agua salada: es realmente difícil autodiagnosticarse y determinar exactamente cuánta sal necesita el cuerpo en un día determinado. Incluso si tenemos eso resuelto, es bastante complicado medirlo exactamente en un vaso de agua.

Daño renal

Los vasos caseros de agua salada casi siempre contienen demasiada sal. Y el exceso de sal casi siempre conduce a problemas de salud, entre los que destaca el daño renal. Por supuesto, el cuerpo necesita un poco de sal para ayudarnos a funcionar como debería. Pero demasiada sal puede dañar muy rápidamente. Todo con moderación.

La mayoría de los alimentos ya contienen niveles suficientes de sal, lo que significa que es probable que alcancemos las necesidades nutricionales diarias de sodio solo a través de la dieta. Si añadimos agua salada a la mezcla, terminaremos con demasiada en el cuerpo. Como resultado, los riñones pueden verse abrumados al tratar de procesar toda la sal agregada, lo que podría causar daño renal.

¿Se puede beber el agua del mar?

El agua de mar contiene sal, aunque puede ser mortal para los humanos cuando se bebe en grandes cantidades. Cuando las personas beben agua de mar, sus células absorben agua y sal. Aunque se puede ingerir pequeñas cantidades de sal de manera segura, el contenido de sal en el agua de mar es mucho mayor que el que puede procesar el cuerpo humano. Además, cuando consumimos sal como parte de nuestra dieta diaria, también bebemos líquidos, que ayudan a diluir la sal y mantenerla en un nivel saludable. Las células vivas dependen del cloruro de sodio (sal) para mantener el equilibrio y las reacciones químicas del cuerpo; sin embargo, demasiado sodio puede ser mortal.

Los riñones humanos solo pueden producir orina que sea menos salada que el agua salada. Por lo tanto, para deshacerse de todo el exceso de sal que se ingiere al beber agua de mar, se debe orinar más agua de la que se bebió.

¡Sé el primero en comentar!