El consumo de té se ha disparado en los últimos años, siendo el té verde uno de los más demandados por sus propiedades beneficiosas para la pérdida de grasa. El té matcha se incluye dentro de la gama verde en polvo y posee numerosos beneficios para la salud. Hay personas que lo consumen en infusión, mientras que otras lo incorporan en coctelería o repostería.

¿Qué es el té matcha?

Aunque todos piensan que tiene origen japonés, realmente proviene de China. Sobre el año 900, hubo gran cantidad de japoneses que emigraron a China para aprender una forma de budismo. Los monjes budistas habían descubierto este tipo de té hacía muchos años, el cual los ayudaba a mantener la mente despierta mientras relajaba el cuerpo para la meditación. Por eso, muchos japoneses adoptaron este hábito y se piensa que fueron los creadores.

La mayoría de los tés se presentan en hojas sueltas, pero el té matcha tiene como característica sus hojas molidas en un polvo muy fino. Por lo que para consumirlo es necesario mezclarlo con agua o leche.

Propiedades que posee

Sin duda, este tipo de té destaca por su gran cantidad de vitaminas, minerales y aminoácidos. Consumir su hoja entera aporta muchos más nutrientes, sobresaltando el contenido en antioxidantes (polifenoles y catequinas). Estos son capaces de combatir a los radicales libres y evitar el pronto envejecimiento celular.

También se dice que el té verde tiene efectos anticancerígenos y beneficiosos en la pérdida de grasa. Al ser un drenante natural, ayuda a disminuir la retención de líquidos y elimina los excesos de toxinas del cuerpo. Además, posee micronutrientes como zinc, selenio, magnesio o cromo.

¿Qué beneficios aporta a la salud?

Como decíamos antes, tiene una principal función antioxidante. Su alto contenido en flavonoides, pigmentos vegetales, le dan este beneficio a nuestra salud. Asimismo, las catequinas del té controlan la acción de los radicales libres por lo que previene el envejecimiento celular y refuerza nuestro sistema inmunológico. Los antioxidantes también ayudan a reducir los niveles de azúcar en sangre y a controlar el colesterol.

Su alto nivel de taninos y fibra natural mejora la salud de nuestro tránsito intestinal, por lo que se reduce el estreñimiento y alivian problemas digestivos. De igual manera, ese efecto laxante natural del té matcha es un buen aliado para bajar de peso. Además, activa el metabolismo y favorece la quema de calorías.

El té, sea en cualquiera de sus variedades, es conocido por ser una bebida energizante natural. Su aporte de teína nos ayuda a mantenernos energizados unas 6 horas. Y puede ser un buen aliado para mejorar el rendimiento deportivo.
Aunque es cierto que también posee propiedades calmantes que mejoran el estado de ánimo y la concentración, gracias a la teanina.