Hoy por hoy podemos encontrar distintas “alternativas” a la leche de vaca. A nivel nutricional, las bebidas vegetales no sustituyen a la leche. Sin embargo, hay personas que encuentran en éstas un mayor bienestar digestivo. A continuación, desgranamos las propiedades de tres tipos de bebida vegetal, para que puedas conocer los beneficios de cada una de ellas.

Bebida de soja

La bebida de soja, conocida coloquialmente como leche de soja, se obtiene de la soja y el agua principalmente. Es un producto muy fácil de digerir. La lecitina que contiene, favorece al buen funcionamiento del corazón y mantiene las arterias limpias. Es muy recomendable para controlar los niveles de colesterol y triglicéridos. Contiene vitamina B, calcio y fósforo; y aminoácidos esenciales para el desarrollo y el crecimiento. Es apta para intolerantes a la lactosa, personas hipertensas o con problemas de diabetes.

No es recomendable para embarazadas y puede alterar el sistema endocrino.

Bebida de almendras

Se trata de una bebida igualmente apta para intolerantes a la lactosa y para celíacos. Es una de las bebidas vegetales más consumidas. Es muy rica en proteína vegetal, por lo que está muy indicada en deportistas, ancianos o niños. Ayuda a acelerar el metabolismo por su contenido en grasa saludable y, por lo tanto, es ideal para la pérdida de peso. Ayuda a controlar los niveles de colesterol y triglicéridos aportando muchos beneficios a la salud cardiovascular. Contiene fibra, potasio, calcio y hierro, fósforo y zinc.  Es portadora de vitamina E, y grupo B.

Es probable que, si la compramos hecha, tenga un alto contenido de azúcar, ya que no está presente de forma natural en este alimento. Puede afectar a la función de la tiroides.

Bebida de avena

Otra buena opción para los intolerantes a la lactosa o para quienes tengan unas digestiones pesadas, al beber leche de vaca. También pueden consumirla personas diabéticas. Una de las principales propiedades de la bebida de avena es su alto contenido en fibra. Es muy recomendable para regular los niveles de colesterol, para las óptimas digestiones y para fortalecer la salud cardiovascular. Es fuente de vitamina B, calcio, hidratos de carbono y proteína. Junto a la bebida de soja o de almendras, es la bebida vegetal que más popular se ha hecho a lo largo de los últimos años. Cabe destacar su recomendación para cuidar y proteger el sistema nervioso central.

Antes de comprar cualquier tipo de leche o bebida vegetal, es conveniente que leas muy bien el etiquetado del producto. Es una buena idea, que estés atento a su contenido en azúcares e intentes que su composición sea lo más natural posible. Si tienes algún problema de salud y no sabes si es conveniente la ingesta de cualquier tipo de alimento, consulta con un profesional y despeja tus dudas.