En tiempos de coronavirus, toda ayuda informática es bienvenida. Hasta ahora, lo habitual de los gimnasios era reservar la clase colectiva a la que querías acceder; pero luchando por una individualización mejorada, T-innova ha lanzado Reserclass. Con tan solo un par de toques a la aplicación podrás reservar la bicicleta de spinning desde casa, asegurándote tu plaza y sin tener que ir con prisas para coger sitio en la zona que más te gusta.

¿Cómo funciona Reserclass?

reserclass t-innova bicicleta spinning

Reservar tu bicicleta de ciclo indoor es bastante sencillo:

  • Regístrate en la aplicación y accede a la clase en concreto.
  • Selecciona la bicicleta que se quieras reservar.
  • Confirma la reserva y ya estará esperándote para tu próxima clase.

Tan solo tienes que consultar con tu centro deportivo o gimnasio, para saber si tienen la aplicación y de qué manera está configurada. El sistema se adapta automáticamente al espacio o sala de tu instalación deportiva en la que se vaya a realizar la clase y dibuja un mapa interactivo del lugar incluyendo características propias.

Por ejemplo, la aplicación detecta elementos como columnas u otros motivos arquitectónicos y los incluiría en el site-map, pero no los confundiría con otro tipo de material. La interfaz es capaz de detectar qué elementos son reservables y cuáles no. Todo esto ideado para que los clientes se sientan como en casa cuando navegan por la aplicación. Puede compararse a la reserva de butacas de un cine.

Además, la aplicación ofrece la posibilidad de tener un mayor control sobre los posibles desperfectos que puedan aparecer en el material. Esto ayuda a mantener la supervisión sobre el stock para hacer reparaciones. ¿Cuántas veces te has montado en un bicicleta y han notado que está más tensa de lo habitual?

¿Qué beneficios obtienes de utilizar Reserclass?

T-Innova alardea de las ventajas que aporta Reserclass como gestor deportivo:

  • Una recepción descongestionada. Los monitores puede dedicar tiempo a otras tareas y no a estar pendiente del teléfono, ni de las colas. Además, se reducirá el contacto y las filas con distancia de seguridad, ya que cada uno sabrá a dónde debe ir.
  • Reduce los errores humanos, ya que es el mismo usuario quien reserva. Desde el móvil, el ordenador o la tablet podrán reservar la clase y la bicicleta que desean. Si se equivocan de día al seleccionar, la culpa será del propio usuario.
  • Da la libertad al usuario de hacer la reserva dónde quiera y cuando quiera. Ya no será obligatorio reservar en el mismo gimnasio.
  • Evita reclamaciones por la asignación de material.