La mente puede ser nuestra mayor aliada o nuestra poderosa enemiga. Por ello, conviene que prestemos atención a la calidad de nuestros pensamientos. Ésta puede llegar a tener una relación directa con nuestros resultados deportivos. Escucharnos a nosotros mismos y tratar de controlarla es primordial.

Si eres deportista experimentado y has observado que, a menudo, te cuesta controlar tus pensamientos, no eres el único. La mente a veces parece querer jugarnos una mala pasada, sin embargo, en nuestras manos está cambiar esta circunstancia. Si a veces te ocurre que no logras los objetivos deportivos que esperas y no entiendes por qué, trata de analizar tus emociones y pensamientos.

Es posible que estés realizando a la perfección tu rutina de entrenamiento; que estés cumpliendo con un plan nutricional controlado; y que tus hábitos de vida sean inmejorables. No obstante, hay algo más allá de cumplir a rajatabla la parte “visible” del entrenamiento. Se trata de la parte interna. Del mismo modo que la actividad física favorece el estado de ánimo, el estado de ánimo y una mente fuerte, favorecen los resultados deportivos. Se trata de un círculo en el que el deporte y la mentalidad se nutren para formar un equilibrio, que te aporte satisfacción y buenos resultados.

Mente clara, buenos resultados deportivos

Motivación siempre arriba

Sea cual sea tu deporte o actividad, y el nivel, debes entender la importancia de mantenerte motivado. La motivación es la fuerza que te va a impulsar a lograrlo. Párate y analiza si te sientes realmente involucrado en lo que estás haciendo. Si no te llena, puedes encontrar la manera de recuperar la pasión. En función de tus circunstancias, puedes cambiar de actividad o de entrenamiento. Dale un par de vueltas y retómalo con entusiasmo.

Confía en ti

Si en tu interior crees que no vas a ser capaz de lograrlo, tu mente se encargará de poner trampas para que no lo logres. Sé más fuerte que tus pensamientos limitantes y créete que realmente puedes. Siempre dentro de un realismo, y unas metas alcanzables, querer es poder.

Resiliencia y concentración

La resiliencia es vital para enfrentar la vida, incluido el campo deportivo. En todos los aspectos nos vamos a encontrar piedras y lo único que podemos hacer es saltarlas y continuar reforzados. Cambia la palabra derrota por aprendizaje y no dejes que nada te frene. Concéntrate y sé analítico cuando no obtengas los resultados esperados. Piensa en qué has fallado, mejora y sé la mejor versión de ti mismo.