Ayer se volvió a confirmar que Rafa Nadal es el mejor deportista de la historia de España. A sus 33 años ha conseguido 12 Roland Garros y parece no tener techo. La competición se ha convertido en un entrenamiento que empieza en mayo y termina cuando Rafa besa el trofeo. Todas las alabanzas que le podamos hacer se quedan escasas, así que vamos a desviar la mirada hacia uno de los wearables más llamativos del tenista.

Rafa Nadal lleva varios años usando la marca Richard Mille, y desde entonces se ha convertido en casi un amuleto. Que un deportista de élite lleve tu marca en competiciones tan importantes es todo un lujo; por eso, la marca suiza destaca el «super poder» de sus relojes y la ligereza que aporta. Lo lleva el maldito Rafa Nadal, ¿qué review necesitas para confiar en sus características?

Richard Mille 27-03: un reloj a precio de oro

Hace un par de años, Nadal comenzó a lucir un Richard Mille 27-03 en las pistas del circuito ATP y en los Grand Slams. Todos los amantes del tenis se fijaron de inmediato y se dieron cuenta de que el tenista solo jugaba a combinar la correa con el color de la superficie en la que jugaba. Por ejemplo, cuando ganó su tercer Abierto de los Estados Unidos, optó por una correa azul, y en el levantamiento de su undécimo Roland Garros, presumió de una correa de color amarillento. Ayer, todos nos fijamos en que llevaba el mismo reloj, pero con una correa en tonos naranjas.

¿Es un reloj apto para cualquier bolsillo? Sinceramente, no. Richard Mille presume de real ligereza, puede soportar impactos de hasta 10.000 G (importante saberlo para que la pelota no reviente este carísimo wearable) y cuenta con todos sus componentes de titanio. Te gustará el detalle de la corona con forma de pelota de tenis y fabricada en cuarzo TPT. Es una edición bastante limitada (tan solo 50 unidades) al precio de 799.000 euros.

Richard Mille Rafa Nadal: la edición que representa a España

En el caso del Richard Mille 27-03, observamos que el tono elegido es el rojo y gualda en honor a la bandera de España. Se consigue gracias al cuarzo TPT, que es un material obtenido mediante una sucesiva superposición de capas de sílice fusionadas con resinas en hornos de alta presión. Por eso se pueden conseguir colores poco habituales en relojes de este precio.

Por cierto, es bastante llamativo que no sea un reloj inteligente. ¿Está Rafa evadiendo a las modas? ¿No le resulta curioso saber cuántas calorías gasta?