Todos disfrutamos del verano y a todos no fastidia un poquito el final de las vacaciones. Sin embargo, en el fondo de nosotros mismos, sabemos que es hora de recuperar la rutina, el orden y trabajar duro para lograr nuevos objetivos. Prepárate para la recta final del verano y tómalo como una dosis extra de motivación, en lugar de caer en bajones post vacacionales.

De vuelta a la rutina tras la recta final del verano

Tendemos a poner el grito en el cielo cuando hablamos de la “vuelta a la rutina”. Sin embargo, debemos mirarlo desde el lado positivo, ya que ésta puede ser apasionante si tomamos las decisiones correctas. Debemos intentar que las vacaciones de verano nos inspiren y nos llenen de motivación para volver con más fuerza y nuevos proyectos en mente.

Alimentación

Es hora de retomar tus hábitos saludables y recuperar una dieta equilibrada, que te permita disfrutar de una forma consciente, controlada y que aporte a tu organismo los nutrientes esenciales para funcional. ¿Has pasado el invierno cumpliendo con tu operación bikini y el verano ha estado cargado de excesos? Es hora de volver a tu plan nutricional top y llenarte de salud.

Ejercicio

Seguro que ha sido un verano lleno de experiencias positivas y anécdotas entrañables. Y, también seguro que han sido unos meses en los que tu entrenamiento se ha visto drásticamente reducido. Aprovecha la llegada de septiembre para marcarte nuevos objetivos, probar actividades novedosas y plantearte una rutina que sea realista y efectiva.

Vida profesional

El verano también puede haberte servido para analizar si estás donde quieres estar; si te sientes valorado con tu trabajo; y si disfrutas de lo que haces cada día. Sabemos que la fantasía de dejarlo todo y emprender otro camino es excesivamente arriesgada. No obstante, nadie dice que no puedas emprender un nuevo camino de una forma prudente y meditada. La vida es muy corta y los sueños se cumplen.

Belleza

Es hora de recuperar el brillo y la salud de tu piel tras la exposición solar y de tu cabello después de los chapuzones en el mar y piscina. Que este hecho también sea una motivación para mejorar la imagen que te devuelve el espejo y hacer que te sientas mejor contigo mismo. No se trata de que desprecies lo que eres, eso jamás; sino que te ames tanto que quieras aportarte lo mejor para sentirte bien, revitalizado y saludable.

¿Verdad que la recta final del verano no es tan mala?