El mundo de la suplementación, la proteína en polvo es uno de los suplementos nutricionales más consumidos, tanto por deportistas profesionales como por aficionados, incluso por recomendación nutricional. La Universidad de Sevilla ha realizado una investigación, llevada a cabo en el área de Motricidad Humana y Rendimiento Deportivo, para conocer la calidad de los productos que normalmente consumimos. ¿merecen la pena por su forma de almacenaje, tratamiento y procedencia?

El proceso de fabricación puede reducir el valor nutricional

Hasta ahora no se había tenido muy en cuenta el proceso al que se someten los suplementos proteicos en polvo durante su elaboración. Dependiendo de la temperatura se puede reducir el valor nutricional. Por ejemplo, la lisina es un aminoácido que puede transformarse en otros compuestos debido a esta reacción. Además, Antonio Sánchez, uno de los autores del trabajo, confirma que se pueden realizar cambios en la estructura proteica que afecten a la digestión de los suplementos.

Según los resultados que se han obtenido la investigación, la mitad de los suplementos contenían más del 6% de lisina bloqueada, aunque tan solo el 9% tenía valores que superaban el 20%. Los suplementos con altas concentraciones de lisina bloqueada se hidrolizaron, mientras que los que tenían un nivel más bajo se usaron para aisladores de suero y caseínas.

En cuanto a los hidratos de carbono, el estudio pudo comprobar que el contenido que muestra la etiqueta es una información indirecta pero útil sobre el proceso térmico al que se han sometido los suplementos de suero de leche.

Por supuesto, tomar suplementos proteicos no supone ningún problema a la salud, siempre que cumpla con los controles de calidad y los compremos en establecimientos homologados. Además, también es muy importante la ingesta que realizamos, ya que todo debe ser una estrategia de dietética para mejorar.

¿Existe un beneficio real en los suplementos?

Según los investigadores, consumir suplementos proteicos de buena calidad (aislado de suero de leche) puede aportar beneficios a la salud y el rendimiento deportivo. Son muchos los estudios científicos que avalan que ayudan a reducir la pérdida de masa muscular en personas mayores y que los deportistas de fuerza logran optimizar su rendimiento a nivel muscular.

En este estudio participaron más de 5.000 personas, entre las cuales se encuentran deportistas internacionales, amateurs, clientes de gimnasio, etc.