Cada vez estamos más impacientes por la llegada del buen tiempo. La primavera nos despierta las ganas de practicar ejercicio al aire libre. Ya sea solo o acompañado, te damos algunas ideas para que empieces a disfrutar de las buenas temperaturas y vayas abriendo el apetito del verano. ¡Vamos allá!

Si eres de los que tiene cerca la playa o montaña, seguro que ya te imaginas la llegada del verano realizando tus actividades favoritas. Pero, ¿por qué no innovar y empezar a adquirir nuevas dinámicas?

Ideas para practicar ejercicio con el buen tiempo

1. ¡Dale a las palas!

¿Qué mejor manera de matar el gusanillo de playa, que yendo a echar unas palas con algún amigo? Y es que la diversión no está reñida con el trabajo físico. Ahora es un buen momento, ya que las playas no están saturadas y la temperatura es agradable para ejercitarte, broncearte y divertirte a partes iguales.

  • Mejora tu resistencia
  • Favorece la circulación
  • Trabaja, sobre todo, glúteos, abdomen y piernas
  • Quema calorías

2. Circuito al aire libre

¿Quién te dice que no puedas realizar una rutina completa fuera del gimnasio? Ve a la playa o montaña y llévate contigo tus ejercicios básicos. Sentadillas, lunges, flexiones, abdominales, saltos militares… todo ello adquiriendo la energía que la vitamina D del sol te aporta.

La arena de la playa o las cuestas y desniveles de la montaña, estarán aportándote una intensidad extra. Trabajarás partes de la musculatura que de otra manera no podrías ejercitar y estarás disfrutando de la maravillosa naturaleza. ¿Te hemos convencido?

ejercicio buen tiempo

3. Nadar, ¡para los más valientes!

¿No crees que ya es hora de darte el primer baño de la temporada? Los ejercicios de movilidad articular ganan intensidad si los realizas dentro del agua. Asimismo, es una buena oportunidad para hacerte unos largos en el mar, sin que haya demasiada gente interrumpiendo tu paso. Los baños de mar tienen innumerables beneficios para la salud.

  • Mejora tu sistema inmune
  • Aporta sensación de bienestar
  • Activa la circulación
  • Quema gran cantidad de calorías

Si te decides por ello, no entres de golpe. Deja que tu cuerpo se adapte poco a poco a la temperatura y dale tiempo para que se habitúe. ¿Te atreves?

4. Senderismo

En equipo, solo o en pareja, el senderismo es una actividad que te aporta grandes ventajas a nivel físico y mental. Cualquier actividad al aire libre, es muy recomendable para aumentar la sensación de bienestar. Practicar senderismo tiene muchas posibilidades y adaptaciones en función de tus necesidades. Así que ponte las botas y planea una nueva ruta para descubrir bonitos paisajes. ¿A qué estas esperando?

5. Correr o caminar por la playa

Correr o caminar por la playa es muy saludable por varios aspectos. Hacerlo descalzo, sin duda, aumentará sus ventajas. Es una actividad que mejora el estado de tu salud a nivel físico y mental.

  • Trabaja a nivel muscular y articular
  • Aporta una placentera sensación de bienestar
  • Ayuda a prevenir futuras dolencias y lesiones
  • Tonifica la musculatura
  • El contacto de la planta del pie con la arena favorece el estado de relajación