¿Cuántas veces te habrás quejado de no tener material en casa para entrenar? Personalmente, prefiero ir al gimnasio para “forzarme” a hacer deporte, pero comprendo que haya personas que por cuestiones de tiempo, dinero o vergüenza prefieran entrenar en su salón. Hoy te presento Handy Gym, un gimnasio portátil que cabe en una mochila y que hará que te deshagas de las mancuernas, bandas elásticas, discos deslizantes, etc.

Handy Gym, ponte en forma con menos de un kilo

Así es, con solo 800 gramos de peso y transportándose en una mochila de 15 centímetros, este gimnasio portátil se presenta como una revilución de entrenamiento en casa y al aire libre. La empresa Micaton Ergonomics (Traktus), junto a los ingenieros de la Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación de la Universidade de Vigo, han creado el gimnasio más pequeño del mundo.
También ha colaborado Marcos Chantada, entrenador y director de Coliseum.

Handy Gym se trata de un sistema conjunto de poleas, mancuernas y cintas. Es capaz de multiplicar por 150 el peso del aparato, gracias a la resistencia que opone al movimiento. El ejercicio se puede clasificar en tres colores distintos, dependiendo del nivel y la capacidad
Podrás realizar más de 200 ejercicios, entre los que se encuentran las sentadillas, el fortalecimiento de bíceps, pecho, espalda, ejercicios de remo, etc. Gracias a los sensores del material, se recoge información sobre el entrenamiento y se envía directamente a la aplicación del usuario en tiempo real.

En un principio, Handy Gym surgió como una herramienta para que los afectados por la enfermedad de Parkinson pudieran practicar ejercicio físico. Y fue la colaboración junto a los ingenieros de la Universidad de Vigo lo que cambió en apariencia y finalidad.
Un punto a favor de este sistema de entrenamiento es que al no ser necesarias las máquinas o pesas, podemos trabajar mejor la fuerza excéntrica. Se reducirá el riesgo de lesiones y mejorará la fuerza de los músculos, tendones e, incluso, los ligamentos y los huesos.

Presentación de Handy Gym

Surgió con un objetivo inicial de mejorar la movilidad de los enfermos de Parkinson; el primer intento fue con un cinturón de seguridad de un Seat Ibiza comprado en un desguace; sirvió como primer prototipo, al que siguieron cuatro más y 3.000 horas de investigación. Hoy Handy Gym puede ser considerado el gimnasio más pequeño del mundo. Sus promotores, Micaton, han buscado la colaboración de la Universidad de Vigo y han conseguido "democratizar el deporte", en palabras de Manuel Montes PérezHan encontrado en Chus Lago la mejor embajadora posible, y ahora confían en obtener en treinta días de 600.000 a un millón de euros en plataformas colectivas para su producción y distribución.Esta mañana se presentó en el Círculo.

Publicada por Círculo de Empresarios de Galicia en Lunes, 10 de diciembre de 2018

En un principio, saldrá al mercado próximamente por un precio que rondará entre 200 y 300 euros.