¿Tienes ganas de volver a los gimnasios una vez que vuelvan a abrir en tu ciudad? Hay mucha gente lista para volver a su rutina de ejercicios habitual, lo que significa cintas de correr, máquinas elípticas, pesas y poleas. Sin embargo, la vida en el gimnasio ya no será como antes: con más espacio (y posiblemente pantallas) entre las máquinas y los bancos de pesas, la mayoría de los gimnasios funcionarán a una capacidad reducida.

Los que se dirigen a los gimnasios también deberán asumir la responsabilidad personal de limpiar el equipo que usan, antes y después. ¿Por qué? Muy simple: el coronavirus puede existir en las superficies durante nueve días.

Según un estudio del Journal of Hospital Infection, una revista de investigación científica, el coronavirus «puede persistir en superficies inanimadas como metal, vidrio o plástico por hasta nueve días«.

Los agarres para máquinas y pesas libres caen en la misma categoría que los pomos de las puertas o los paquetes de Amazon: muchas personas (muy sudorosas) tocan equipos comunes, y los gimnasios deben tener esto en cuenta cuando abren.

Sin embargo, hay esperanza. El trabajo de investigación continúa diciendo que el virus «se puede inactivar eficientemente mediante procedimientos de desinfección de superficie con etanol al 62-71%, peróxido de hidrógeno al 0.5% o hipoclorito de sodio al 0.1% en un minuto«.

Esencialmente, si tienen productos de limpieza como toallitas o desinfectantes para manos disponibles, podrás eliminar el virus en un minuto después de la aplicación. Si cada persona que usa el equipo del gimnasio lo limpiara antes y después de usarlo, las posibilidades de propagación del patógeno se reducirían considerablemente.

Esto se debe a que estás limpiando el equipo antes de tu propio uso, evitando que contraigas la enfermedad. Limpiar el equipo después evita que lo extiendas, por si fuera el caso de que eres asintómatico y contagioso.

El estudio recomienda usar un producto con alrededor del 70% de etanol para atrapar y matar eficazmente el virus. Las toallitas Clorox o Lysol han demostrado ser muy efectivas, pero cualquier toallita o spray con más del 70% de contenido de alcohol debería ser igual de potente.
También vale la pena mantener una botella de desinfectante para las manos en caso de que decidas aventurarte en los gimnasios una vez que se abran. Con un contenido de alcohol similar, la mayoría de los productos desinfectantes para manos te permitirán cambiar el equipo de manera rápida y segura sin tener que ir y venir al lavabo para lavarse las manos entre las series.