Los suplementos en pastilla parece que se han convertido en la cura para cualquier problema, desde la pérdida de peso hasta la pérdida de memoria. Pero, para ser honestos, estos beneficios suelen venir avalados por los fabricantes, y no por la ciencia. Los suplementos que promueven la mejora de salud cerebral son una industria de 3’2 mil millones, según un estudio publicado en JAMA. Así que deberíamos plantearnos si realmente funcionan o no.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) siempre ha defendido la idea de que la mejor manera de prevenir la demencia es el ejercicio físico. Por lo tanto, no le deja espacio a los suplementos que sugieren proteger tu cerebro conforme pasan los años. Los expertos recomiendan llevar una dieta similar a la mediterránea, equilibrada, para reducir el riesgo de demencia o deterioro cognitivo.

¿Por qué es tan importante el ejercicio físico?

La OMS establece que los adultos deben realizar 150 minutos de actividad física moderada a la semana, en personas mayores de 65 años. Estas pautas se establecen en adultos con cognición normal para ayudar reducir el riesgo de deterioro cognitivo. Además, se recomienda una dieta saludable y equilibrada para todos los adultos, rica en pescados, frutos secos y aceites saludables, así como baja en alimentos procesados.

El ejercicio físico es importante por varios motivos. Por un lado, el ejercicio ayuda a disminuir otros factores de riesgo cardiovascular que pueden afectar a la salud del cerebro, como una presión arterial alta. De igual modo, puede estimular la función del sistema inmunológico y reducir la inflamación corporal.
En cuanto a la dieta mediterránea, los antioxidantes presentes en las frutas y verduras también desempeñan un papel fundamental en la reducción de la inflamación, que también puede dañar el cerebro.

Se espera que en los próximos 30 años, la cantidad de personas con demencia se triplique; por lo que es mejor adoptar cuanto antes un estilo de vida saludable. Esto incluye eliminar el hábito de fumar y el consumo de alcohol.

¿Suponen algún riesgo los suplementos?

No debería existir ningún médico que recomiende suplementos de vitaminas B y E, ácidos grasos poliinsaturados o multivitamínicos. Y, mucho menos, deberías automedicarte en casa para reducir el riesgo de deterioro cognitivo o demencia. Excederte en el consumo de ciertos suplementos puede ser perjudicial. De hecho, en el reciente estudio citado anteriormente, se concluyó que no se conocen suplementos que prevengan el deterioro cognitivo o la demencia, aunque los fabricantes hagan que las personas así lo crean.

La mayoría de las personas no se da cuenta de que existen muchas afirmaciones engañosas sobre lo que pueden hacer estos suplementos en tu cuerpo, pero solamente tienes que confiar en la evidencia. Por ahora, no existen datos de que algún suplemento se vincule con la prevención del deterioro cognitivo. Así que sigue las instrucciones de la OMS, mantente activo y lleva una alimentación y estilo de vida saludable.