La manera en la que te desplazas a tu trabajo influye directamente en la manera en la que rindes cuando estás allí. Está comprobado científicamente, y un reciente estudio ha querido demostrar el efecto en 1.121 trabajadores que tenían jornada a tiempo completo, que se desplazaban diariamente, su estado de ánimo y la productividad en el trabajo.

¿Son mejor los desplazamientos largos o cortos?

Descubrieron que los trabajadores con unos desplazamientos largos, más de 48 kilómetros o 45 minutos, toman más días libres en el trabajo por cualquier motivo y también más días de enfermedad que aquellos con unos desplazamientos más cortos.
Por otra parte, estar solo a un paseo asequible (al que puedes ir andando o en bicicleta) hace que los trabajadores sean más felices, más productivos y pierdan menos días de trabajo. Los científicos descubrieron que aquellos que vivían a menos de un kilómetro de su trabajo, tenían un 36% menos de ausencias que los que viajaban a una distancia de 15 km hasta su trabajo.

Las personas que vivían en distancias más cercanas al trabajo, así como aquellos que caminaban o usaban la bicicleta para ir a la ofina, aseguraban que se sentían más tranquilos, relajados, entusiastas y satisfechos con sus desplazamientos diarios; además de ser más productivos en el trabajo, frente a las personas que tenían viajes largos e iban en coche, autobús, tren o metro.

Concretando más aún, los trabajadores de mediana edad se beneficiaron especialmente de los desplazamientos activos. Los que andaban y montaban en bicicleta, con edades entre 35 y 54 años, tuvieron un mejor desempeño laboral, en comparación con los compañeros que estaban estresados detrás del volante o fueron en transporte público.

¿Puedes ser más feliz?

Pues teniendo en cuenta la gran cantidad de estudios que demuestran que la actividad física funciona para reducir los síntomas de depresión, aumentar la inmunidad y hacer que el cerebro funcione mejor; no es muy llamativo que ser activos de camino al trabajo pueda hacerte más feliz, más sano y más productivo.

Busca las opciones que funcionen para ti. Quizá prefieras vivir cerca, a medio camino, conducir un poco, montar en bicicleta… Elige la opción que te aporte más energía y te haga llegar optimista al trabajo. Caminar, ir en bici o usar el transporte público son las mejores opciones para deshacerse del coche, que, según las investigaciones, es el modo de transporte más estresante.

Usa bicicletas o patinetes eléctricos para ir a la oficina, de manera que reducirás tu tiempo, pero seguirás siendo activo.