Tu perspectiva frente a la vida puede ayudar a determinar cuánto tiempo vivirás

Malas noticias para todos los pesimistas: tu perspectiva negativa podría acortar tu vida útil. Así lo sugiere una nueva investigación publicada en Proceedings of the National Academy of Sciences. Aunque quizá ya lo esperabas, ¿no? En el estudio, los investigadores utilizaron datos autoinformados (cuestionarios sobre el optimismo de cada persona) e información de mortalidad del Índice Nacional de Muertes para determinar el nivel de optimismo y la esperanza de vida.

El optimismo es la expectativa general de que sucederán cosas buenas, o creer que el futuro será favorable. Por lo que este tipo de actitud parece tener mejores consecuencias en la vida.

Las personas optimistas tienen el doble de posibilidades de llegar a los 85 años

Los datos fueron tomados de dos fuentes: el Estudio de Salud de Enfermeras, que recolectó información de más de 69.700 mujeres, y el Estudio de Envejecimiento Normativo de Asuntos de Veteranos, que tenía registros de más de 1.400 hombres. Después, los investigadores realizaron un seguimiento a los participantes durante 10 años.

Descubrieron que los hombres y mujeres más optimistas vivían entre un 11 y un 15% más que aquellos con los niveles más bajos de optimismo. También tenían entre un 50 y un 70% más de probabilidades de llegar a los 85 años.

¿Por qué sucede esto? Las personas con una perspectiva más positiva pueden tener más probabilidades de participar en comportamientos más saludables (cosas como el ejercicio físico habitual, una dieta saludable o ser complaciente con los consejos del médico), según un estudio publicado en el American Journal of Epidemiology, que relacionó el optimismo con menores probabilidades de enfermedad cardiovascular y muerte prematura encontrada.

¿Se puede pasar de ser pesimista a optimista?

La ciencia ha demostrado que ciertas cosas, como identificar objetivos y luego imaginar un futuro exitoso, pueden aumentar los niveles de optimismo, al menos a corto plazo. No obstante, no se sabe si estas ganancias se mantienen durante períodos de tiempo más largos; y en el caso de que sea posible, pueden desempeñar un papel importante para ayudar a mejorar la salud y la longevidad.

Un grupo de investigadores sugiere que el optimismo es modificable, por lo que esta investigación sienta las bases para que se pruebe el optimismo como un objetivo potencial de intervención para promover una buena salud.

Si quieres empezar a ver el vaso medio llevo, sigue con tus entrenamientos y hábitos de vida saludables. Ten en cuenta que practicar ejercicio físico con frecuencia ayuda a aumentar la producción de endorfinas (hormonas relacionadas con la felicidad).

Aunque la investigación generalmente se enfoca en factores externos que aumentan el riesgo de enfermedades o muerte prematura, esta investigación sugiere que también puede ser beneficioso enfocarse en cosas inherentes, como el optimismo para mejorar la salud en general. Entonces, aunque es importante que te concentres en tu dieta y ejercicio, dedica también tiempo a valorar tu perspectiva de la vida.