Desde la segunda semana de marzo, coincidiendo con el inicio del estado de alarma en España, los españoles han cambiado la forma de entrenar y practicar actividad física. Así lo constata un estudio realizado por Suunto, la marca de relojes deportiva, en base a los usuarios que disponen de un reloj de la marca y registran sus actividades en la app propia. Se ha sometido a examen todas las actividades realizadas desde la semana del 9 al 15 de marzo hasta hoy.

Desde que no se puede entrenar al aire libre la práctica de actividades indoor ha aumentado un 22%. Muchas personas han buscado alternativas para mantenerse en forma, siendo la práctica del yoga y los circuitos de entrenamiento las actividades por las que han optado más los usuarios. Ambas se han triplicado, mientras que en el caso del ciclismo indoor y de la cinta se ha duplicado.
Lógicamente, el hecho de no poder salir de casa también se ve reflejado en cuánto caminamos y la media de pasos diarios que realizamos. Antes del confinamiento la cifra media era de 10.500 pasos y durante la cuarentena se ha reducido un 36%, llegando alrededor de los 7.000 pasos (en el mejor de los casos).

¿Cuánto tiempo entrenamos?

Sobre la duración de los entrenamientos, se constata que los de 90 minutos disminuyen un 60% y, por el contrario, los más breves, de 30 minutos, aumentan casi un 20%.

El hecho de estar más tiempo en casa también influye en los horarios en los que practicamos deporte. Desde el inicio del confinamiento, la mayoría de usuarios eligen las 20:00h (hora de los aplausos) como momento para entrenar y el fin de semana también optan por las 14:00h. En cambio, antes de la cuarentena la mayoría de usuarios entrenaba a las 21h entre semana y el fin de semana la hora más popular para hacer deporte eran la 13h.

¿Cómo ha afectado en el resto del mundo?

El incremento de las actividades indoor también se plasma en otros países de los cuales Suunto ha extraído datos como China, Italia, Estados Unidos, Finlandia y Alemania. Italia es otro territorio en el cual el número de pasos se ha reducido significativamente. En cambio, en países como Alemania o Finlandia se ha mantenido equilibrado alrededor de los 9.000 y de los 7.000, respectivamente. Este hecho se corresponde con las distintas medidas de confinamiento que han aplicado los diferentes países.

En el caso de China, en enero los wearables de Suunto registraron una media de 9.300 pasos diarios y en iniciarse el confinamiento, en febrero, el dato disminuyó hasta 7.300 pasos. A finales de marzo, con el fin de la reclusión de los ciudadanos la cifra volvió a ascender hasta 8.900.