No es la primera vez que la ciencia menciona que los entrenamientos de intervalos tienen numerosos beneficios para la salud. Ahora sabemos que pueden mejorar el VO2 max en un 3% después de hacer durante un mes entrenamientos de intervalos de alta intensidad dos veces a la semana. Además, un reciente estudio demuestra que ese aumento del VO2 también disminuye el riesgo de enfermedad cardíaca y muerte prematura en aproximadamente un 3%.
Incluso, si eres una persona bastante sedentaria y amante del sofá, puedes obtener una protección mayor frente a la muerte prematura sin la necesidad de hacer intervalos. Solo necesitas moverte más.

Más ejercicio, menor riesgo de muerte prematura

En el estudio anteriormente nombrado, los investigadores suecos encontraron que aumentar los niveles de ejercicio y condición física está relacionado con vivir más tiempo, sin importar la edad o el nivel de condición física. Para llegar a esta conclusión, los investigadores analizaron datos sobre ejercicios cardiovasculares realizados por primera vez y la muerte por cualquier causa en 316.137 adultos, con edades entre 18 y 74 años. Estos participantes se habían sometido a chequeos de salud, incluida una prueba de ciclismo de VO2 max, entre 1995 y 2015.

Descubrieron que por cada mililitro de aumento en el VO2 máx, el riesgo de muerte y de problema cardiovascular (ataque al corazón) se redujo en un 2’8% y 3’2%, respectivamente.

El VO2 máximo es una medida de la capacidad que tiene tu cuerpo para coger oxígeno del aire que estás respirando, administrarlo a los músculos y generar la energía necesario durante el ejercicio. Cuanto más oxígeno puedas usar por minuto, más en forma estarás y más alto será tu VO2 máximo.
Un adulto medio que no entrene tendrá un VO2 max de unos 40 mililitros por kilogramo de peso por minuto. Las personas deportistas tendrán valores de VO2 máx de unos 50 mililitros. Además, el VO2 max. depende de tus genes y edad, ya que el disminuye de manera natural con el paso del tiempo.

¿Se puede mejorar el VO2 máximo?

Por supuesto. Todos podemos mejorar el VO2 max con entrenamiento. Lógicamente, si ya eres un deportista profesional olímpico, apenas tendrás margen de mejora. Pero el resto de mortales puede subir los niveles máximos de VO2 con entrenamiento de intervalos o, si no son muy activos, simplemente será suficiente con hacer ejercicio a cualquier intensidad (pero más habitualmente). Además, mejorarás tu longevidad, ya que se reduce el riesgo de muerte prematura.

El director del estudio comenta que «es particularmente importante tener en cuenta que un aumento en el estado físico fue beneficioso independientemente del punto de partida. Las personas en el rango más bajo de VO2 máx. reducirán su riesgo aún más (9%), mientras que las personas en el extremo superior del VO2 máx. reducirán su riesgo en un 1%«.

La manera más precisa de medir tu VO2 máx. es realizando una prueba con una máscara de respiración que mide cada inhalación y exhalación hasta el agotamiento. Aunque, realmente, no necesitas saber tu número para empezar a moverte y ser más activo diariamente.