La Encuesta Nacional de la Salud es un estudio que realiza el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social de España. Ha llamado mucho la atención como en 2017 sigue habiendo un alto porcentaje de sobrepeso, acompañado de bajos niveles de actividad física. Te contamos cómo es la sociedad española en sus hábitos de vida, los cuales deberían cambiar cuanto antes.

Los españoles tienen hábitos sedentarios

Alrededor de unas 5 horas pasan los españoles sentados diariamente, siendo en los jóvenes unas 6’4 horas de media. Es una auténtica barbaridad si descubrimos que el tiempo libre de los españoles también es sedentario. El 37’8% dice dedicarlo a la lectura, el cine y la televisión, por lo que la actividad física no está presente.

Otro dato bastante llamativo es que el 73’9% de la población infantil, entre uno y 14 años, pasa diariamente más de una hora libre frente a una pantalla.
Asimismo, las mujeres son  más sedentarias que los hombres, siendo las clases menos favorecidas las que mayor tasa de sedentarismo tienen.

Uno de cada diez niños es obeso

La OMS recomienda unos niveles de actividad física que el 35’3% de la población española no es capaz de realizar. Por ende, el aumento de la obesidad ha llevado hasta el 17% de los españoles, añadiendo además un 54% con sobrepeso.

En los últimos 30 años, la cifra se ha multiplicado por 2’4 a pesar de estar más implicados que nunca con el deporte y el estilo de vida saludable.
La obesidad es más frecuente en hombres (18’2%) que en mujeres (16’7%), pero en mayores de 65 años la tendencia cambia. Por supuesto, los niños también se ven afectados por este problema cardiovascular, afectando a 1 de cada 10 menores.

Aumenta la esperanza de vida

No todos los datos obtenidos de la Encuesta Nacional de la Salud son negativos. El 74% de los españoles considera que tiene un buen estado de salud, por lo que se estima un aumento de la esperanza de vida.

El 69% de las mujeres y el 58% de los hombres toman fruta fresca a diario; y el 46% de ellas y el 35% de ellos apuestan por las verduras, ensaladas y hortalizas.
En cuanto a los niños, el 44’4% consume dulces diariamente y el 5’6% bebe refrescos con azúcar todos los días. Es hora de plantearnos los hábitos de nuestros niños, no solamente de los nuestros como adultos.