Vivir solo o estar independizado tiene muchas ventajas, pero cuando se trata de cocinar siempre echas de menos llegar a casa y tener la comida hecha. Muchas veces vuelves tarde de trabajar y ves que tienes la nevera vacía. La solución es ponerte a cocinar, tirar de comida a domicilio o llenarte un bol con cereales, ¿verdad?

Estarás de acuerdo en que esta forma de alimentación no es la más saludable y que, además, te resulta bastante cara de mantener. Para acabar con la pereza y ganarle tiempo al tiempo, te enseñamos en qué consiste el método Batch Cooking o Meal Prep.

Cocina menos días a la semana

Si tu problema es que te da pereza ponerte a cocinar antes de salir de casa o al llegar, con este método emplearán tan solo un par de días a la semana. Sí, te hartarás de cocinar, pero te aseguro que es bastante reconfortante no volver a preocuparte de tocar la cocina el resto de días.
Además de prever con antelación todos tus menús, evitarás salirte de tu alimentación saludable. Es bastante común que nos apetezcan ciertas comidas por puro antojo o gula, por lo que tener la comida preparada nos obligará a ceñirnos al plan que teníamos preparado.

Ya no es solo evitar perder tiempo en ponerte a cocinar, sino en lo que supone lavar diariamente los utensilios de cocina más los platos y cubiertos.

Los platos pueden durar hasta 4 días

Es cierto que los platos no tienen por qué estar demasiado elaborados, pero sí te obligará a consumir productos frescos, ahorrarás dinero, no desperdiciarás la comida y tendrás tu plato en la mesa siempre que quieras.

Lo recomendable es tener disponibles varios tuppers, a ser posible de cristal, y mantenerlos en el frigorífico sin miedo a que la comida se ponga mala. Suelen durar unos tres o cuatro días en perfecto estado, así que tendrás que ser tú mismo el que le de prioridad a un tipo de alimentos u otros. Asimismo, todo dependerá del día de la semana que prefieras cocinar; en mi caso siempre prefiero los domingos, que es mi día de descanso y puedo dedicarlo en mí.

Te vuelves más eficiente

¿No te ha pasado eso de que haces una salsa de tomate casera y te sobra? ¿O de poner el horno para cocinar solo un plato? Con este método no solo aprovechas todos los ingredientes, sino que también ahorras tiempo cocinando varios platos a la vez. En el horno puedes cocinar unas galletas a la vez que asas verduras, por ejemplo; o cocinas más cantidad de arroz y legumbres para varios días; o pelas todas las hortalizas de seguido…