Si quieres sorprender a alguien con un postre, sin lugar a dudas este Apple CheeseCake ¡es tu receta clave! Ideal para llevar a los familiares y amigos en esas típicas comidas de fin de semana. Les dejarás alucinados cuando prueben esta receta healthy y sepan que la comida sana no es tan aburrida como creen.

¡Sorprende con esta receta!

Pues sí, os aseguro que con esta receta triunfarás. Eso sí, debes tener en cuenta que se trata de una receta que se adapta más a nuestro estilo de vida saludable, pero no por ello podrás comer todo lo que quieras. Siempre debe ser con moderación, puesto que una porción se ajustará a tu alimentación, pero la tarta entera no ;P

Siempre que queráis podeis variar la receta a vuestro gusto y probar con ingredientes similares, como proteica sabor chocolate, otro tipo de fruta, utilizar otros ingredientes para la base… En fin, imaginación al poder.

No os hago esperar más. Aquí tenéis la receta:

 

Ingredientes:

  • Base crujiente de galleta:
    • 10-15 galletas tipo digestive integrales sin azúcar añadido
    • 4 cucharadas de café solo 
  • Relleno:
    • 1 tarrina de queso de untar light tamaño familiar (350g) tipo Philadelphia
    • 1 scoop(30g) de proteina Amix sabor Cookies o Vainilla
    • 3 huevos enteros
    • 1 taza de leche de cabra (o la que useis)
    • edulcorante al gusto
  • Topping:
    • 1 manzana pelada y cortada a laminas muy finas
    • 2 cucharadas de mermelada de melocotón sin azúcar

Elaboración

  • Precalentamos el horno a 180ºC. 
  • En una bolsa de plástico, metemos las galletas y las golpeamos para romperlas y dejarlas en migajas.
  • En un bol mezclamos las galletas rotas con unas cucharadas de café y removemos hasta que todas las galletas se hallan humedecido y podamos extenderlas bien en la base del molde
  • Una vez estén las galletas bien esparcidas en la base, presionamos con los dedos para conseguir una base más o menos uniforme. Horneamos la base durante 15 minutos a 180ºC para quitar la humedad del café.
  • Mientras tanto, preparamos el relleno. Mezclamos el queso, la leche y la proteína y removemos. Una vez que tenemos esta mezcla bien homogénea, añadimos uno a uno los huevos. Es decir, añadimos un huevo y batimos, otro y batimos…
  • Sacamos la base del horno y vertemos la mezcla en el molde sobre la galleta. A continuación añadimos con cuidado la manzana. 
  • Bajamos la temperatura del horno a 150ºC y horneamos de nuevo durante 50 minuto. Para conseguir el tostado en los últimos 5 minutos aumentamos la temperatura a 200ºC.
  • Sacamos del horno y dejamos enfriar con un trapo por encima. Pasadas dos horas que alcance la temperatura ambiente, ponemos la mermelada por encima y la dejamos en la nevera hasta que vayas a servirla.