El colágeno es algo que asociamos a productos de belleza como las cremas anti edad, pero seguramente no sepas qué es en sí. El colágeno supone el 25% de la masa total de proteínas del cuerpo, por lo que estamos hablando de una de las proteínas más importantes. Se encarga fundamentalmente de cuidar nuestra piel, los huesos y las articulaciones.
Para los deportistas es de vital importancia, por lo que te vamos a contar qué beneficios aporta y cómo integrarlo en nuestra dieta.

¿De qué se encarga el colágeno?

Es la base de la estructura de nuestros huesos al igual que de todos los elementos que intervienen en las articulaciones (cartílagos, ligamentos y tendones). No son pocos los deportistas que se atreven a incluir esta proteína en suplementos para asegurarse de un buen mantenimiento y evitar lesiones.
El colágeno va descendiendo a partir de los 30 años, así que es fundamental que lo incluyamos en nuestra dieta comiendo animales o suplementos.

Los productos de belleza están relacionados también porque nuestra piel contiene colágeno. Al igual, también recubre todos nuestros órganos internos y nuestra masa muscular. Podría decirse que el colágeno es un “pegamento” que mantiene unido nuestro cuerpo.

¿Por qué es importante para los deportistas?

En los últimos años ha aumentado el interés por la vida saludable y el deporte, pero muchos no se preocupan de tomar precauciones y hacer las cosas con cabeza. El deporte nos aporta muchísimos beneficios, pero si no somos prudentes podemos acabar teniendo alguna lesión o desgaste físico de nuestras articulaciones.
Si a eso le sumamos el factor de la edad… Estamos obligados a mantener a raya nuestros niveles de colágeno.

Pero que no cunda el pánico, si lo consumimos, obtendremos beneficios como:

  • Disminución de los dolores articulares.
  • Ayuda a reducir la inflamación de las articulaciones.
  • Protege la masa ósea, mantiene la densidad de nuestros huesos y reduce el riesgo de que se rompan.
  • Desarrolla la resistencia y fortaleza de las articulaciones, tendones y ligamentos.
  • Aporta flexibilidad
  • Si sufrimos por accidente una herida o quemadura, facilita la cicatrización y repara de forma más rápida los tejidos dañados.
  • Aporta firmeza y consistencia a nuestro organismo.

¿Cómo lo incorporo en la dieta?

Si no sufres de alguna lesión o si tu médico no te lo recomienda, apuesta por incluir el colágeno en tu cuerpo mediante los alimentos. Los que contienen esta proteína son los de origen animal (carne y pescado), pero son los vegetales los que ayudan a su producción.

La carne como la de pollo, vaca, buey, cabra, venado, patas de cerdo, los callos y despojos como morros, patas de vaca, manitas de cerdo, etc, son ricas en proteínas y colágeno. En el pescados encontramos un menor porcentaje de colágeno, pero podemos encontrarlo en el salmón o atún. Además, estos dos tienen alto contenido en omega 3.

En cuanto a alimentos que ayuden a su producción encontramos:

  • Frutas y verduras de color rojo. Manzanas, cerezas, fresas, frambuesas, moras, pimientos rojos, la remolacha…
  • Frutas rica en Vitamina C. Naranja, kiwi, limón, pomelo, piña, mango…
  • Verduras. Col, repollo, berza, berenjenas, escarola o las espinacas.
  • Alimentos con alto contenido en azufre. Apio, aceitunas negras o verdes, pepinos, ajos, cebollas, plátano, tofu…
  • Leche de soja y queso.
  • El Té.
  • Frutos secos. Piñones, avellanas, castañas, pistachos, almendras, cacahuetes o nueces.