Después del entrenamiento, muchas personas añaden proteína en polvo a su batido favorito. El problema es que la proteína normalmente viene en un bote gigante, y hay ocasiones en los que terminarse un paquete completo antes de que caduque puede ser misión imposible. Pero, ¿es realmente malo preparar un batido días o semanas después de que la proteína en polvo haya «caducado»?

Los expertos en seguridad alimentaria y los microbiólogos tienen buenas noticias para ti: la fecha impresa en el envase es una fecha de calidad, no una fecha de seguridad. Es decir, es la fecha que los fabricantes ponen pensando que mantendrá sus condiciones óptimas. Sin duda, muchas personas tienen una errónea creencia sobre la fecha de caducidad de la mayoría de productos. También significa que eres libre de  seguir usando tu proteína en polvo semanas e incluso meses después de la fecha de «consumir antes» en el envase.

Recuerda que es un producto muy seco e inerte, al igual que un producto enlatado. Los productos secos, como la proteína en polvo, tienen un riesgo muy bajo de hacer que enfermes.

¿La proteína en polvo caducada sigue siendo efectiva?

No te enviará a la sala de emergencias, pero ¿el polvo seguirá ayudándote a desarrollar músculo y absorber proteínas más saciantes? La proteína es proteína, son aminoácidos, por lo que no se descompondrá en otra cosa. En principio no hay ninguna razón para pensar que eso va a ser un problema en términos de proteína. Incluso, los carbohidratos que contiene tampoco cambiarán con el tiempo.

Sin embargo, no todos los ingredientes son tan estables. Lo más importante es preocuparse por la grasa, ya que podría ponerse rancia si la dejas reposar demasiado tiempo. Para saber si ha pasado demasiado tiempo, tu nariz te dirá si la grasa se ha vuelto rancia. El olor no es agradable, así que si tu proteína en polvo huele mal, no te recomiendo usarla.

Ya sea que estés usando una proteína en polvo a base de plantas, una fórmula a base de lácteos u otra cosa, es probable que los micronutrientes (también conocidos como vitaminas) disminuyan con el tiempo. Las vitaminas podrían no ser tan efectivas con el paso de dos años.

Guía práctica sobre todo lo que debes saber de los suplementos de proteína

¿Cómo puedes mantener la proteína en polvo fresca por más tiempo?

Hay algunas maneras de extender la vida de tus proteínas favoritas:

  • Siempre debes guardar la proteína en polvo en el recipiente en el que viene. El envase oscuro u opaco protege el contenido de la luz.
  • Coloca el recipiente en un lugar fresco y seco, como un armario o despensa. También, de manera alternativa, puedes guardarla en el congelador para conservar las grasas durante más tiempo.
  • No almacenes la proteína en polvo encima del frigorífico. El calor mecánico y la humedad harán que se acorte su vida útil.
  • Asegúrate de que la cuchara que uses esté siempre seca. Si introduces agua en el recipiente, existe la posibilidad de que crezca moho, con lo cual se puede conducir al crecimiento bacteriano, y cualquier proteína en polvo con moho debe ser tirada de inmediato.

¿Cuáles son los signos de que una proteína en polvo realmente ha caducado?

Dado que no puedes confiar únicamente en la fecha del envase, use todos tus sentidos para comprobarlo:

  • Comprueba si hay un olor desagradable, lo que indicará que la proteína en polvo se ha echado a perder. Tu nariz siempre te dará la primera pista.
  • Mira la textura. Si está densa o agrupada, podría ser una mala señal. Posiblemente se daba a que existe moho en el interior.
  • Si sabe mal, tírala.