Huel, una marca familiar de suplementación deportiva, ha lanzando una nueva barrita de proteínas que no solo es vegana sino también deliciosa. Un snack perfecto y libre de culpabilidad para todos después de un poco de proteína vegetal. La barrita de frambuesa y chocolate blanco tiene solo 200 calorías y está hecha con trozos de frambuesa reales. La acidez de la fruta se equilibra con la dulzura de las virutas de chocolate blanco veganas hechas de manteca de cacao orgánico. ¿Acaso es un producto hecho en el cielo?

Barrita de proteínas 100% veganas

Utilizando ingredientes sostenibles con base de plantas, todas las barritas de Huel son veganas, hechas con harina de avena y avena arrollada, proteína de guisantes y arroz integral, MCT de coco y linaza, así como una mezcla de vitaminas y minerales esenciales para proporcionar un refrigerio nutricionalmente completo que también sabe muy rico. O eso esperamos de todos modos.

Cada barra de Huel contiene las 26 vitaminas y minerales esenciales, 12 gramos de proteína de origen vegetal, carbohidratos de liberación lenta, grasas omega-3, omega-6 y grasas monoinsaturadas equilibradas, así como fibra soluble e insoluble. Lo que las barras de Huel no tienen son ingredientes genéticamente modificados, ni hay soja, huevos, lácteos, carne o productos animales involucrados en la producción de estos bocadillos. Por si fuera poco, tampoco contiene gluten.

La nueva barrita de frambuesa y chocolate blanco se lanzó al mercado el pasado martes, y está disponible en su página web oficial por 1’73€ cada barrita.