La suplementación, tanto si somos deportistas como si no, es un tema que repele reconocer. Muchas personas aseguran que no toman suplementos, pero sí cuidan su alimentación consumiendo alimentos integrales, por ejemplo. No es necesario consumir pastillas o polvos, existen muchas categorías de suplementación.

Hay complementos muy distintos que, evidentemente, aportan diferentes propiedades al organismo. El problema está en que la gran mayoría de personas no sabe diferenciar la utilidad de los suplementos. Y es importantísimo entender los roles y las distintas categorías para decidir qué tomar y cuándo tomarlo.
La cuestión no debe ser si debes tomar suplementación, tienes que cuestionar cuál es tu necesidad y cómo lo vas a enfocar.

Aprende a diferenciar los suplementos

Cuando hablamos de suplementos, no queremos determinar si ese producto es bueno para nosotros o no. Es mejor que empieces a considerar cuál es el objetivo en cuanto a la salud o cómo ayuda a tus necesidades.

Las diferentes categorías pueden incluir: crecimiento muscular, rendimiento (energía aumentada o sostenida, agregar más producción durante el ejercicio), recuperación o regulación del estrés y hormonas, digestión, composición corporal y calidad del sueño .

Una vez que sabemos qué categoría tenemos más descuidada debido a la dieta o a nuestro estilo de vida, podremos decidir qué suplemento es mejor para nosotros. Por ejemplo, si queremos desarrollar masa muscular, podríamos decantarnos por utilizar proteína en polvo. Y dentro de esta subcategoría, tendremos que decidir qué clase es mejor: la proteína de suero de leche, caseína, proteína vegetal…

Aunque también es posible que quieras consumir un suplemento que ayude de manera múltiple a varias categorías. A lo mejor quieres ganar un poco de masa muscular y aumentar la energía durante los entrenamientos, pues podrías consumir creatina. Y, en el caso de buscar mejorar tu descanso por la noche, una infusión podría ser un perfecto suplemento.

Empieza enfocándote en un solo objetivo

Muy posiblemente yo sea la peor para dar este tipo de consejos, pero la experiencia te hace aprender y evolucionar. Entiendo que a muchos les pueden las ganas de “tapar” diferentes agujeros para conseguir el cuerpo deseado cuanto antes, pero es un error.

En el momento que decidas introducir proteínas, tomar cafeína, aumentar su ingesta de grasas o tomar algo para la salud de las articulaciones, primero céntrate solo en mejorar una categoría. Todo empieza a volverse un auténtico caos cuando tomas múltiples suplementos a la vez, en diferentes categorías y sin ningún conocimiento. Como resultado obtendrás un bolsillo más vacío y una desinformación que perdurará en el tiempo.