La quimioterapia, el uso de medicamentos potentes para destruir las células cancerosas y evitar la propagación del cáncer, puede tener muchos efectos secundarios, como fatiga, entumecimiento y hormigueo o confusión mental. Y una deficiencia de vitamina B12 podría empeorar estos y otros síntomas.

La B12 juega un papel crucial en la energía y la capacidad de construir nuevas células sanguíneas. Los valores normales pueden variar de 160 a 950 picogramos por mililitro. Puede considerarse déficit incluso en un extremo inferior a ese rango; por debajo de aproximadamente 170 a 250 pg/ml se considera una deficiencia de vitamina B12.

La mayoría de los adultos deben consumir alrededor de 2’4 microgramos de esta vitamina al día, aproximadamente la cantidad en una porción de 85 gramos de atún enlatado. Sin embargo, si estás recibiendo tratamiento de quimioterapia o si estás con anemia, puede ser más necesario para prevenir una deficiencia de B12. Si necesitas un extra durante la quimioterapia, puede ser un buena candidata una inyección de B12, en lugar de un suplemento oral.

A continuación, te enseñamos tres formas en el que este micronutriente puede ayudar potencialmente a las personas que reciben quimioterapia.

Mejora la energía

Dado que la quimioterapia destruye las células que crecen o se multiplican rápidamente, incluso las células sanas, puede reducir el recuento total de glóbulos rojos, lo que puede hacer que te sientas cansado. Ya que la vitamina B12 es crucial en la producción de glóbulos rojos, el déficit puede aumentar aún más la fatiga.

La B12 es una de esas vitaminas que hace que los pacientes se sientan bien. Muchas veces, suplementar con esto ayudará a los pacientes a sentirse mejor y aumentar la energía. Los suplementos de B12 pueden aumentar la producción de glóbulos rojos, lo que ayuda a mejorar los síntomas asociados con la fatiga.

Nervios más saludables

La quimioterapia puede causar daño al tejido nervioso llamado neuropatía periférica, lo que puede provocar dolor, hormigueo y entumecimiento, especialmente en las manos y los pies. La neuropatía periférica por quimioterapia puede durar meses, años o incluso el resto de la vida.

Algunas investigaciones sugieren que los suplementos de vitamina B pueden ayudar a prevenir la neuropatía periférica inducida por la quimioterapia, pero se necesita más investigación para determinar cómo de bien funciona y cuánta cantidad tomar.

Pensamiento más claro

Muchos pacientes experimentarán niebla cerebral, a veces llamada «cerebro de quimioterapia«, durante este tratamiento. Esto puede involucrar problemas con la concentración y la memoria, tanto durante como después del tratamiento.

Suplementar con vitamina B12 se ha pensado durante mucho tiempo que mejora la función cognitiva. Sin embargo, la ciencia no ha sido muy concluyente hasta la fecha y se necesitan más estudios para evaluar el efecto general de B12 en la niebla cerebral.