Eventos sociales, trabajo, viajes y otros factores pueden hacer que nuestro ciclo de sueño se vea alterado. Esto desencadena en un uso y abuso de fármacos para conciliar el sueño. Sin embargo, hay otras sustancias naturales, que nos ayudaran con los trastornos del sueño de forma segura, como es el caso de la melatonina.

En este articulo explicaremos qué es esta sustancia y como puede beneficiarnos.

¿Qué es la melatonina?

La melatonina es una sustancia que nuestro cuerpo produce de forma natural. Es sintetizada a partir del aminoácido esencial triptófano. Se produce, principalmente, en la glándula pineal, y participa en una gran variedad de procesos celulares, neuroendocrinos y neurofisiológicos, como controlar el ciclo diario del sueño.

Su secreción se va a ver estimulada o inhibida según haya luz o oscuridad. El nivel de secreción de esta sustancia se ve disminuida con la edad, especialmente entre los 50 y 60 años.

Usos de la melatonina

Esta sustancia nos ayuda a que nuestros ritmos circadianos vuelvan a funcionar correctamente.

Principalmente, es usada como tratamiento en trastornos del sueño, ya que nos ayuda a disminuir el tiempo que tardamos en quedarnos dormidos, así como mejorar la calidad de este.

Algunos trastornos del sueño para los que es usada la melatonina son los siguientes:

  • Insomnio agudo.
  • Insomnio crónico.

Sin embargo, también puede ser usada en caso de personas con ritmos circadianos alterados (jetlack, cambio de horario en el trabajo…), así como en personas ancianas.

Por otra parte, el efecto de la melatonina es conocido por un papel de neuroprotector, ya que tiene un gran poder antioxidante. En algunos estudios se ha podido observar que impide el desarrollo de enfermedades neurodegenerativas como, por ejemplo, el alzhéimer.

Además, podría estar vinculada con el control de peso, ya que la falta de secreción de esta sustancia provocará trastornos del sueño, lo que sabemos que repercutirá en ciertas hormonas como el tiroides.

Fuentes naturales de melatonina

Algunos de los alimentos que mas destacan en el contenido de melatonina son:

  • Nueces. 3-4 ng por cada gramo.
  • Tomate. 3-114 ng por gramo.
  • Cerezas. Contiene aproximadamente 13ng por gramo.
  • Fresas. 1-11 ng por gramo.

Además, algunas plantas también contienen cierta cantidad:

  • Cicadae. 3,7 mcg/g.
  • Babreum coscluea. 2,2mcg/g.
  • Uncaria rhynchophylla. 2,2mcg/g.
  • Phellodencron amurense. 1,2mcg/g.

En estas fuentes hay poca cantidad de melatonina. Por lo que, si tenemos problemas de sueño y queremos regular nuestros ritmos circadianos es probable que tengamos que hacer uso de un suplemento de melatonina.

¿Cómo y cuánto debo de tomar?

Se recomienda consumir la melatonina 30min antes de ir a la cama.

Las cantidades a tomar pueden variar según la respuesta de cada individuo, ya que hay personas que responden con una dosis baja, mientras que otros tendrán que tomar una dosis un poco mas alta para tener los mismos efectos. La dosis recomendada es de 0,5mg a 5mg.

Sabiendo que la melatonina no depende de la dosis, si estas incluyendo una dosis que supera tu umbral mínimo, será efectiva. Por ello, podemos concluir que:

“Si tomas más melatonina, no va tener mayor efecto”

Aparte, esto hace de este suplemento, un suplemento seguro, ya que no se necesita cada vez más dosis.

Además, la suplementación con melatonina no tendrá un impacto sobre la producción endógena de nuestro organismo. No genera dependencia física ni psíquica.

Interacciones con otras sustancias

Hay sustancias con las que tiene interacciones, por lo que no se aconseja su consumo simultaneo con:

  • Estimulantes.
  • Depresores del sistema nervioso central (antiestamínicos, alcohol, etc.)