Para la mayoría de nosotros, la mantequilla de cacahuete no necesita presentación. Este elemento básico favorito se ha convertido una opción para deportistas y no deportistas como una fuente satisfactoria de calorías. En estos días, sin embargo, probablemente hayas visto una creciente variedad de mantequilla de frutos secos en polvo en los los supermercados.

Algunos aclaman estos polvos como una solución baja en calorías para los amantes de la mantequilla de cacahuete, mientras que otros están preocupados por algunas de las posibles consecuencias nutricionales de eliminar la grasa de los frutos secos. Por lo tanto, analizamos los pros y los contras de la mantequilla en polvo para que puedas decidir si eliges o no un botecito en tu próximo viaje al supermercado.

¿Qué es realmente la mantequilla de fruto seco en polvo?

Este tipo de mantequilla está hecha de frutos secos tostados enteros que se han prensado para eliminar la mayor parte del aceite, y luego las partículas de fruto restantes se muelen en un polvo fino que mantiene gran parte del sabor a fruto. Primero fue la mantequilla de cacahuete en polvo, pero ahora también puedes encontrar mantequilla de almendras en el mismo formato. Las marcas también ofrecen diferentes sabores y complementos, como probióticos o proteína en polvo.

La mayoría de las etiquetas en la mantequilla en polvo muestran la poca grasa (aproximadamente 90 por ciento menos) que contiene en comparación con su contraparte para untar. Lo que te queda es un producto que está compuesto principalmente de proteínas y carbohidratos. Aquí hay una comparación rápida de macros:

Un tamaño de porción, 2 cucharadas de mantequilla de cacahuete en polvo contiene:

  • 70 calorías
  • 2 g de grasa
  • 8 g de proteína
  • 5 g de carbohidratos

Un tamaño de porción, 2 cucharadas de mantequilla de cacahuete tradicional contiene:

  • 191 calorías
  • 16 g de grasa
  • 7 g de proteína
  • 7 g de carbohidratos

En el papel, eso puede sonar como obvio decantarnos por un tipo en concreto: ahora puedes obtener todo ese excelente sabor a crema de cacahuete por muchas menos calorías y grasas. Pero deshacerse de esta grasa no va necesariamente a tu favor.

mantequilla en polvo y solidificada

¿Por qué necesitas grasas saludables en tu dieta?

La grasa en la mantequilla de frutos secos es principalmente del tipo insaturado saludable para el corazón: aproximadamente el 75 por ciento de las calorías grasas en la mantequilla de cacahuete son insaturadas y aproximadamente el 85 por ciento de las calorías grasas en la mantequilla de almendras son insaturadas, incluida la grasa monoinsaturada.

Se ha demostrado que los alimentos ricos en grasas monoinsaturadas, como los frutos secos, mejoran tanto el colesterol como la presión arterial. Pero debes tener en cuenta que estos beneficios se han demostrado específicamente cuando las grasas monoinsaturadas se utilizan para reemplazar algunas de las grasas saturadas o carbohidratos procesados ​​en tu dieta.

Esa grasa en la mantequilla para untar también puede aumentar la saciedad y mejorar la satisfacción de las comidas o meriendas, lo que puede ayudar a reducir la ingesta general de alimentos. Es por eso que deberías buscar incorporar al menos un poco de grasa con cada comida, y la merienda y la mantequilla de fruto seco pueden ser una manera fácil de hacerlo.

La crema habitual también contiene vitamina E, un nutriente liposoluble, que ayuda a tu cuerpo a absorber la grasa, que se elimina en gran medida cuando la grasa se elimina de las frutos secos enteros para hacer polvos. La investigación respalda la idea de que una mayor ingesta de vitamina E está relacionada con un mejor funcionamiento del cerebro. Consumir solo mantequilla en polvo puede ser una oportunidad perdida para agregar más grasas beneficiosas y vitamina E a tu dieta. Dicho esto, también puedes obtenerla de otras fuentes, como aceite de oliva, semillas y aguacates.

También vale la pena mencionar que los deportistas que participan en grandes volúmenes de entrenamiento simplemente pueden beneficiarse de las calorías adicionales de una mantequilla de frutos secos con toda su grasa. Agregar mantequilla de frutos secos mejora aún más la densidad calórica de una comida o merienda, sin añadir una cantidad gigante de volumen. Esto puede ser clave para los atletas que buscan obtener calorías adicionales, pero no tienen tanto apetito para consumir grandes volúmenes de alimentos al mismo tiempo.

Los deportistas pueden considerar usar tanto el polvo como la mantequilla tradicional de diferentes maneras para ayudar a satisfacer sus necesidades calóricas y proteicas.

panes huntados con mermelada y mantequilla

Entonces, ¿debes cambiarte a la mantequilla en polvo?

Al igual que con la mantequilla normal, la versión en polvo es una buena manera de agregar una dosis extra de proteína a base de plantas a tu dieta. Y eso puede ser una receta para la longevidad, ya que la investigación sugiere que una mayor ingesta de proteína vegetal puede mejorar varios números de colesterol para una mejor salud del corazón. Si estás siguiendo la tendencia a comer más de una dieta basada en plantas, estos polvos pueden ser una buena opción.

Otro beneficio de usar polvos de mantequilla, por encima de las versiones para untar, es que es más fácil cocinar porque no se apelmazan. Eso significa que se incorporan suave y fácilmente en la avena, el yogur, los batidos y la masa para tortitas y productos horneados. Personalmente, me gusta batir yogurt natural con mantequilla de cacahuete en polvo y un poco de edulcorante con base de plantas para una salsa de mantequilla de nuez rica en proteínas que es perfecta para mojar fruta fresca.

Incluso puedes reconstituir la mantequilla en polvo con agua para que se pueda untar si eso es lo que te apetece ese día: 2 cucharadas de mantequilla en polvo, cuando se reconstituye, hacen 1 cucharada de mantequilla para untar. (Vale la pena señalar que no será tan cremoso como las tradicionales).

También contiene mucha menos grasa, las mantequillas de nueces en polvo son más estables en la despensa, por lo que el reloj avanza más lentamente cuando tienes que usar un bote.

Sin embargo, muchos polvos de mantequilla de cacahuete y almendras contienen edulcorantes adicionales, como el azúcar de caña en polvo, lo que puede ser preocupante para los deportistas, ya comen demasiadas cosas dulces. Es posible optar por opciones sin azúcar si estás tratando de reducir tu consumo de azúcar. Aún así, la mayoría de los frascos contienen solo 1 a 2 gramos de azúcar agregada por porción, por lo que es poco probable que sea una fuente significativa de azúcar agregada en tu dieta a menos que comas grandes cantidades.

Finalmente, cucharada por cucharada, los polvos de mantequilla de frutos secos cuestan aproximadamente el doble de lo habitual.