Las especias que, habitualmente, tenemos en nuestras cocinas, sirven para mucho más que dotar a los platos de sabor y aroma. Éstas tienen grandes propiedades capaces de cuidar nuestra salud y reducir el riesgo de padecer numerosas enfermedades. Cada una de ellas dispone de sus propios beneficios. ¿Quieres descubrirlos? ¡Vamos a ello!

En muchas culturas, las especias han sido utilizadas desde la antigüedad con fines medicinales. Sus grandes propiedades ayudan a prevenir y tratar numerosas dolencias y a proteger nuestro organismo de los daños externos. Tienen un elevado poder antioxidante, que cuida a nuestro cuerpo ante los daños ocasionados por los radicales libres. Estos son causantes de multitud de enfermedades, así como el envejecimiento de nuestras células. A algunas de ellas, se les ha adjudicado el poder de reducir el riesgo de sufrir algunos tipos de cáncer.

3 Especias muy comunes y sus beneficios

Cúrcuma

La cúrcuma es una de las especias con mayor valor medicinal y que, en los últimos tiempos, se ha extendido popularmente. Numerosos estudios han determinado que ésta es capaz de prevenir numerosas enfermedades, así como algunos tipos de cáncer (pulmón o mama, entre otros). Asimismo tiene grandes propiedades antioxidantes que previenen el envejecimiento prematuro y cuidan las células de nuestro cuerpo. Además, tiene un gran poder antiinflamatorio, excelente para cuidar nuestra salud y reducir el riesgo de enfermedades crónicas. Es capaz de regular los niveles de colesterol en sangre, favoreciendo así la salud cardíaca.

Jenjibre

El jengibre, es otro gran complemento para nuestra dieta. Éste, además de prevenir enfermedades y cuidar nuestro organismo desde el interior, tiene la capacidad de ayudar a reducir y controlar nuestro peso corporal. Tiene propiedades antiinflamatorias, que ayudan a aliviar muchas dolencias y síntomas de enfermedades inflamatorias. Favorece la salud cardíaca y digestiva, así como del sistema nervioso y refuerza el sistema inmunológico. El jengibre es excelente para mejorar la memoria y la concentración, por lo que se recomienda su consumo en épocas de mayor rendimiento intelectual.

Pimienta

La pimienta es una de las especias más conocidas en todo el mundo. Su sabor es intenso y gusta a unos más que a otros. Hay diferentes especies de pimienta, no obstante, todas ellas tienen un gran poder antioxidante y antibacteriano. Ésta acelera el metabolismo por lo que ayuda en la pérdida de peso. Favorece las digestiones y reduce la sensación de acidez, así como el riesgo de úlceras. Además, refuerza el sistema inmunológico y mantiene las defensas en óptimas condiciones.