El mundo de los suplementos sigue albergando numerosas dudas entre los deportistas. Hay quienes consumen cafeína (en café o suplementación) antes del entrenamiento, pero también hay quien lo toma durante el ejercicio para mejorar el rendimiento. No obstante, un reciente estudio lanza una nuevo teoría, destacando que este hábito puede relacionarse con la formación de coágulos de sangre. Lógicamente, esto desencadenaría en efectos mortales para algunas personas.

Cafeína, ¿sí o no?

En el estudio participaron 48 hombres, con una edad media de 23 años y un índice de masa corporal normal. Todos completaron dos sesiones, con una semana de diferencia, de intervalos de ejercicio que aumentaban gradualmente la velocidad hasta el agotamiento (entrenamiento de alta intensidad). Previamente, se les había dado una bebida placebo sin cafeína o una bebida con cafeína, y se les extrajo sangre antes y después del entrenamiento.

Observaron que la cafeína aumentaba significativamente la coagulación durante el ejercicio, por lo que los participantes que tomaban bebida con cafeína tenían un mayor riesgo de formación de coágulos de sangre. Tener esto en cuenta es muy importante, ya que los coágulos pueden causar problemas como apoplejía, trombosis venosa, ataque cardíaco o embolia pulmonar.

¿Debemos deshacernos de todos los suplementos con cafeína?

A lo mejor te estoy dando un disgusto con esta investigación, porque no sabes qué hacer con los geles o chicles con cafeína. No te preocupes, porque no hay que ser tan tremendista. El investigador principal, Paul Nagelkirk, dice que el aumento de coagulación afecta a las personas con otros factores de riesgo cardiovascular, como la obesidad, el tabaquismo, la presión arterial alta o el colesterol alto.
Este tipo de personas son los que tienen mayor probabilidad de experimentar un susto cardiovascular como resultado del aumento del potencial de coagulación.

La cafeína es segura para la mayoría de personas, y también el entrenamiento. Cualquier adulto sano puede disfrutar de los beneficios de la cafeína si la toman antes o durante el entrenamiento; por lo que no debes preocuparte demasiado por la coagulación de la sangre.
No obstante, hay personas que consideran que son “saludables” y en realidad no lo son. Debes tener en cuenta si fumas, si tienes sobrepeso o si padeces algún tipo de riesgo cardiovascular. Puede ser que haya personas sanas, pero que tengan una condición patológica que las ponga en riesgo.

¿Cuánta cafeína puedo tomar al día?

Evidentemente, que no haya peligro aparentemente, no quiere decir que puedas excederte. Los expertos del estudio recomiendan tomar menos de 400 miligramos al día. La mayoría de los suplementos están dentro de los límites seguros y se consideran aptos para gran parte de la población. El problema surge cuando tomamos pastillas o cafeína en polvo, e ignoramos la cantidad.

En una dosis de 400 mg estamos incluyendo la cafeína de todo el día, así que presta atención a cuánto café estás consumiendo. Además, abusar de este suplemento no quiere decir que tu rendimiento mejore notablemente. Evita realizar locuras y céntrate en entrenar sin tanta suplementación.