Resaca emocional

gente preocupada

Hay casos en los que retenemos recuerdos de ciertos momentos o situaciones sin comprender completamente las razones detrás de ellos. En otras ocasiones, es posible que ni siquiera seamos conscientes de recordar un momento concreto hasta que este sea desencadenado por un estímulo externo o por otra persona. Este tipo de situaciones en la que guardamos recuerdos que nos marcan y nos puede afectar durante un tiempo al volver a ese sitio o recordar ese momento, se conoce como resaca emocional.

En este artículo vamos a contarte qué es la resaca emocional, cuáles son sus características y cómo tratarla.

¿Qué es exactamente una resaca emocional?

resaca emocional

Los efectos persistentes de la actividad emocional en los estados cerebrales, conocidos como «resaca emocional», pueden durar aproximadamente de 20 a 30 minutos. Durante este tiempo, las personas pueden experimentar percepciones y recuerdos alterados de eventos no emocionales que ocurrieron inmediatamente después.

Las investigaciones científicas han verificado la existencia de una forma particular de inercia emocional que perdura después de un evento significativo, afectando la capacidad de recordar sucesos futuros.

Normalmente, asociamos el término «resaca» con las secuelas físicas del alcohol u otras sustancias nocivas en nuestro cuerpo en las horas o días posteriores al consumo. Sin embargo, al igual que estas sustancias, existe otro tipo de resaca que atañe a nuestras emociones. Es posible que nos encontremos cargando el impacto duradero de ciertas experiencias y emociones, incluso mucho después de que haya pasado el encuentro inicial.

La influencia de los sentimientos y las emociones

resaca por emociones

En algún momento de nuestras vidas, inevitablemente experimentamos el impacto de un hecho inesperado, una circunstancia que nos toma desprevenidos y desencadena una oleada de emociones intensas, incluyendo miedo, ira y tristeza, entre otras.

Una vez que el estímulo disminuye, la intensidad de nuestras emociones disminuye, pero todavía nos queda un estado emocional persistente que persiste hasta que finalmente conquistamos y aceptamos las circunstancias.

Las emociones que siguen después conforman lo que se conoce como resaca emocional, y estos sentimientos se retienen en nuestra memoria y tienen el poder de afectar la forma en que abordamos circunstancias futuras. Los efectos persistentes de la angustia emocional perduran a medida que pasa el tiempo.

Hay casos en los que retenemos recuerdos o experiencias sin comprender completamente el motivo detrás de ellos. En otras ocasiones, es posible que ni siquiera nos demos cuenta de que hemos almacenado un recuerdo concreto hasta que algo o alguien lo activa y lo trae de vuelta a nuestra conciencia.

Hay ocasiones en las que intentamos borrar un recuerdo de nuestra mente, pero no podemos hacerlo. Por el contrario, hay momentos en los que nos esforzamos por recordar algo, sólo para encontrarnos con una total ausencia de recuerdo.

Las interconexiones entre las neuronas de nuestro sistema de memoria están estrechamente ligadas a nuestras experiencias tanto externas como internas.

Investigaciones acerca de la resaca emocional

que es la resaca emocional

Lila Davachi es profesora asociada en el Departamento de Psicología de la Universidad de Nueva York, así como en el Centro de Ciencias Neurales. Además, se desempeña como investigadora principal del estudio destacado en el artículo titulado «Los estados emocionales del cerebro mantienen y mejoran la formación de la memoria futura», que se publicó en la prestigiosa revista Nature Neuroscience en diciembre de 2016.

Los hallazgos de la investigación sugieren que los indicadores neuronales de un encuentro emocional pueden perdurar durante un período prolongado e impactar la forma en que se procesan y recopilan nuevos datos.

Según el estudio de Davachi, la forma en que recordamos los acontecimientos no está determinada únicamente por nuestro entorno externo, sino que también se ve fuertemente afectada por nuestros estados internos. Además, estos estados internos tienen la capacidad de perdurar y dar forma a nuestras experiencias futuras.

La autora afirma que la emoción es un estado mental y sugiere además que los resultados de estos estudios indican una fuerte conexión entre nuestra cognición y las experiencias pasadas. Específicamente, se revela que los estados emocionales del cerebro pueden durar períodos prolongados.

Además, la investigación indica que incluso las experiencias sin contenido emocional que ocurren inmediatamente después de eventos emocionales se retienen de manera más efectiva en la memoria. Además de esto, nuestro recuerdo de eventos pasados ​​está fuertemente influenciado por nuestros estados internos duraderos, que a su vez afectan nuestras experiencias futuras.

El estudio de las emociones y la memoria

Para llevar a cabo el estudio, se seleccionaron dos cohortes de participantes y se les presentaron dos colecciones distintas de imágenes. La secuencia de presentación de imágenes difirió entre los dos grupos. En el primer grupo, los participantes fueron expuestos inicialmente a una serie de imágenes cargadas de emociones, seguidas de escenas ordinarias. Por el contrario, el segundo grupo vio escenas no emocionales antes de ser presentadas con los emocionales.

Después de un lapso de seis horas, los participantes fueron sometidos a una evaluación de la memoria sobre las imágenes que habían visto previamente. Los hallazgos revelaron una clara correlación entre la retención de la memoria y la intensidad emocional de los estímulos, ya que aquellos que estuvieron expuestos inicialmente a las imágenes provocativas exhibieron un rendimiento superior en la recuperación de la memoria a largo plazo.

Para reunir evidencia concreta del impacto emocional y su duración, los participantes se sometieron a un seguimiento de la excitación fisiológica, la conductancia de la piel y la actividad cerebral. Esto permitió la recopilación de datos que confirmaron la presencia de excitación emocional, que persistió durante aproximadamente 30 minutos después del evento.

Con estos estudios se puede llegar a la conclusión de que las emociones son mecanismos para adaptarnos a las circunstancias y, a menudo, respondemos de forma inconsciente y automática. Comprender que nuestras interpretaciones emocionales influyen en nuestro pasado, presente y futuro es fundamental para recuperar el control de nuestro bienestar.

Ser consciente de nuestras emociones significa comprender y asumir la responsabilidad de nuestra relación con el mundo. Al mismo tiempo, nos permite seguir evolucionando como individuos.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre qué es la resaca emocional, cuáles son sus consecuencias y cómo tratarla.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.