¿Qué son las flores de Bach?

¿Qué son las flores de Bach?

Carol Álvarez

La sociedad actual nos hace sumergirnos en situaciones de estrés, ansiedad, depresión y agotamiento debido a las exigencias diarias. Existe un remedio natural, que forma parte de la homeopatía, que se llama las Flores de Bach.

La esencia natural de estas flores parece que lucha contra los desarreglos emocionales, aunque en realidad, no existe ningún estudio que cerciore sus beneficios. Es difícil comprobar que unas flores pueden equilibrar nuestras emociones, pero la ciencia tiene mucho que decir.

¿Qué es la terapia de las flores de Bach?

Edward Bach fue un médico inglés de principios del siglo XX. Quería saber cómo ayudar al ser humano para mitigar el sufrimiento y se encontró con que las personas sanas tenían un mayor número de bacterias intestinales. Tuvo una trágica vida en la que fue operado de urgencia por una hemorragia, y tan solo le aseguraron tres meses más de vida. En ese tiempo aceleró su investigación y creó un método de curación que le salvaría del fatal desenlace.

Las emociones y los sentimientos influyen en todos los aspectos de nuestra vida. El Dr. Bach pensaba que “para corregir una enfermedad física, primero debemos corregir los problemas mentales y emocionales del paciente”. Según su teoría, el estado psicológico influye de manera determinante en la aparición de algunas enfermedades, por lo que creó una terapia con diferentes flores silvestres de la región de Gales.

La esencia de algunas flores se preparan en remedios naturales para controlar el temor, la ira, la preocupación o la soledad, entre otros desequilibrios psicoemocionales. Bach probó sus remedios durante muchos años en sí mismo y luego descubrió que funcionaba en otros pacientes. Consiguió dar con 38 flores que poseen propiedades curativas.

Clasificación de las distintas flores

Las flores de Bach se clasifican en un largo listado, dependiendo de las propiedades y el uso de cada una. Concretamente son:

  1. Agrimonia: dolor mental detrás de una cara alegre
  2. Álamo: temblón y miedo a las cosas desconocidas
  3. Haya: perfeccionismo o intolerancia
  4. Centauro: incapacidad para decir no
  5. Cerato: falta de confianza en las propias elecciones
  6. Ciruela roja: miedo a perder el control
  7. Capullo de castaño: incapacidad para aprender de los errores
  8. Achicoria: amor posesivo o egoísmo
  9. Clemátide: distracción
  10. Manzana de cangrejo: mala imagen corporal
  11. Olmo: abrumar
  12. Fibra: pesimismo
  13. Tojo: desesperación y desesperanza
  14. Brezo: egocentrismo
  15. Acebo: envidia y celos
  16. Madreselva: viviendo en el pasado
  17. Carpe: cansancio o procrastinación
  18. Impacientes: impaciencia
  19. Alerce: miedo al fracaso
  20. Mímulo: timidez o nerviosismo
  21. Mostaza: profunda tristeza
  22. Roble: pasando el punto de agotamiento
  23. Aceituna: agotamiento después de un esfuerzo físico o mental
  24. Pino: autoinculpación o culpa
  25. Castaño rojo preocupación excesiva por el bienestar de los seres queridos
  26. Rosa de roca: pesadillas
  27. Agua de roca: auto-represión o auto-negación
  28. Escleranto: incapacidad para elegir
  29. Estrella de Belen: pérdida, trauma, conmoción o duelo
  30. Castaña dulce: angustia mental extrema
  31. Verbena: perfeccionismo o exceso de entusiasmo
  32. Vino: inflexibilidad y dominio
  33. Nuez: protección contra el cambio
  34. Agua violeta: distanciamiento y orgullo
  35. Castaño blanco: incapaz de concentrarse
  36. Avena salvaje: incertidumbre sobre la dirección de uno en la vida
  37. Rosa salvaje: resignación o apatía
  38. Sauce: resentimiento y autocompasión

Clasificación emocional

Bach realizó una clasificación en relación a las emociones de las personas, y la dividió en un total de siete grupos.

  1. Para combatir el temor: Mimulus, Jara, Ciruela Cereza, Castaño Rojo.
  2. Incertidumbre: Scleranthus, Cerato, Genciana, Tojo, Hojarazo y Avena fatua.
  3. Falta de interés en el presente: Madreselva, Clemátide, Rosa Silvestre, Castaño Blanco, Olivo, Mostaza y Brote De Castaño.
  4. Soledad: Impatiens, Violeta de agua y Brezo.
  5. Influencias e hipersensibilidad: Centauro, Agrimonia, Nuez y Manzana silvestre.
  6. Abatimiento / desesperación: Pino, Alerce, Olmo, Castaño, Estrella de Belén, Sauce, Roble y Manzano.
  7. Exceso de preocupación por la gente que nos rodea: Verbaína, Achicoria, Vid, Haya y Agua de Roca.

Clasificación básica

El Dr. Bach creo una clasificación básica que incluye 12 esencias primarias curadoras, 7 ayudantes y otras 19 últimas flores. En esta primera clasificación nos encontramos las flores según sus propiedades terapéuticas.

  • Doce esencias primarias. Agrimonia, centauro, cerato, achicoria, clemátide, genciana, impatiens, mimulus, jara, escleranto, violeta acuática y verbena.
  • Siete Ayudantes. Aulaga, Brezo, Roble, Olivo, Agua de Roca, Vid y Avena Silvestre.
  • Diecinueve últimas flores. Álamo temblón, haya, ciruelo, capullo de castaño, manzana silvestre, olmo, acebo, madreselva, frijol caoba, alerce, mostaza, pino, castaño rojo, estrella de Belén, castaño dulce, nogal, blanco, castaño, rosa silvestre y sauce.

flores de bach propiedades

Esencias florales vs aceite esencial

Las esencias florales y los aceites esenciales a menudo se confunden entre sí. Ambas soluciones están hechas con plantas, pero se preparan de formas muy diferentes.

Las esencias florales se hacen así:

  1. Las flores se sumergen en agua de manantial natural.
  2. El agua se hierve o se pone al sol. Supuestamente, la exposición al sol ayuda a extraer la energía de las flores.
  3. El agua se filtra y se conserva con brandy. La esencia terminada no contiene parte de la flor.
  4. Las esencias se pueden hacer con plantas sin flores y cristales usando el mismo método. También se pueden hacer sin alcohol.

Por otro lado, los aceites esenciales son líquidos concentrados de compuestos vegetales. Se hacen de la siguiente manera:

  1. Se recolectan las flores, las hojas, los frutos o la corteza de una planta. Una botella de aceite esencial a menudo requiere varias kilos de material vegetal.
  2. El material vegetal se destila al vapor o se prensa, lo que extrae los compuestos aromáticos.
  3. El «aceite» extraído no es realmente aceitoso y se puede mezclar con un aceite portador para su uso.

Beneficios

Falta la investigación científica sobre las esencias florales. No obstante, parece haber algunos efectos positivos de las flores de Bach.

Mejoran la ansiedad

Las esencias florales pueden tener beneficios para la ansiedad. En un estudio, la terapia floral redujo la ansiedad en los niños en el dentista. Otro estudio encontró efectos similares en adultos con ansiedad moderada.

Además, parece que un remedio floral de Bach reduce la ansiedad mujeres con menopausia. Las esencias florales aportan energía que equilibra las emociones. Sin embargo, los estudios no mencionaron exactamente cómo funciona la energía. Tampoco hay pruebas científicas de que esta energía exista.

Reducen el dolor

Los remedios florales de Bach al parecer alivian el dolor asociado con el síndrome del túnel carpiano. Los participantes aplicaron una crema de esencia floral en el área afectada. Según el estudio, las esencias pueden tener propiedades biológicas que ayuden al adormecimiento. Pero nuevamente, el estudio no proporcionó una explicación científica sólida.

Un viejo estudio también encontró que los remedios florales de Bach aliviaban el dolor. Según los investigadores, la terapia ayudó a los participantes a concentrarse en su salud emocional en lugar del dolor físico. También reconocieron que creer en la terapia floral fue un factor.

Teóricamente, si las esencias florales pueden reducir la ansiedad, pueden tener beneficios para el dolor. Eso se debe a que la ansiedad aumenta la percepción del dolor. Aún así, se necesita una investigación más profunda para confirmar los beneficios de las esencias para el dolor.

Riesgos y posibles efectos secundarios

Como las esencias florales son soluciones diluidas, generalmente se consideran seguras. Pero como todos los remedios, las esencias aún pueden causar efectos secundarios no deseados.

Los profesionales dicen que pueden causar erupciones en la piel, fatiga o dolor de cabeza. Según la terapia floral, estos efectos secundarios pueden ocurrir cuando la esencia floral “despierta” tus emociones. Los efectos supuestamente desaparecerán en un día.

Además, la mayoría de las esencias florales tienen una pequeña cantidad de alcohol. Aunque la mayoría de los médicos dicen que son seguros si estamos embarazadas o amamantando, es mejor tener cuidado. Se recomienda consulta primero con un médico o usar una versión sin alcohol.

¿Son eficaces realmente?

Las flores de Bach pueden ser aplicadas en forma de aceite esencial o en crema, pero la mayoría de estudios confirman que su eficacia es similar a la del placebo. Es decir, sus beneficios dependen de las expectativas de quien las tome, no de algunos de los componentes.

No existe ningún peligro para la salud, de hecho, quien cree en ellas puede transmitirle sensación de tranquilidad.  Lo que es evidente es que no previenen ni curan ninguna enfermedad.

¡Sé el primero en comentar!