El Alzhéimer, cómo detectar la enfermedad a tiempo

Todos sabemos qué es el Alzhéimer, ¿o no? ¿Pero de verdad sabemos qué es exactamente? Aunque los científicos no han demostrado con pruebas concluyentes las causas que provocan esta enfermedad, sí que hay una serie de causas probables que inclinan la balanza hacia esta dura enfermedad. Además, detectarla a tiempo es importante para iniciar el tratamiento e intentar retrasarla. En cuanto a la prevención… ahí hay mucha información que detallaremos a continuación.

El Alzhéimer es una enfermedad que por norma general afecta a los mayores de 60 años, pero al igual que sucede con la menopausia, puede aparecer bastante antes de su edad establecida. No se ha demostrado que esta enfermedad afecte más a hombres que a mujeres, sino que los números muestran una cierta paridad, por lo tanto, no se tiene en cuenta el sexo a la hora de determinar las posibles causas.

¿Qué es el Alzhéimer?

Esta enfermedad no es como la gripe, que llega, estamos malos unos días y luego nos deja en paz, sino que una vez que hace acto de presencia, nuestra vida entra en decadencia. Una enfermedad muy dura que lastra a cientos de familias cada año y para la que todavía no hay cura ni tratamiento eficaz, solo medicación de mantenimiento para paliar los síntomas.

El Alzhéimer es un trastorno neurológico progresivo, es decir, una enfermedad degenerativa y provoca el encogimiento del cerebro y mata lentamente a las neuronas. El Alzhéimer es el tipo más común de demencia, que llega tras un continuo deterioro de las habilidades cognitivas, el pensamiento, el comportamiento, las relaciones sociales, pensar, recordar, tomar decisiones, hablar y todos aquellos factores que hacen que seamos personas independientes y podamos vivir sin depender de nadie.

Una abuela con Alzhéimer ayudada por su nieta

Posibles causas de la enfermedad

Seguro que en más de una ocasión nos hemos preguntado ¿qué causa el Alzhéimer? Y es que de momento no se ha demostrado qué factores provocan que suframos esta enfermedad a partir de los 60 años, por lo que sus causas más probables son las conclusiones más lógicas tras innumerables estudios.

Entre las causas más certeras que han recopilado los científicos tenemos:

  • Herencia genética.
  • Factores ambientales.
  • Cambios genéticos (son casos muy raros y aislados y son los que provocan la aparición de la enfermedad a edades tempranas).
  • Causas neuropatológicas (se producen fallos en las conexiones entre neuronas y posteriormente mueren produciéndose procesos inflamatorios y pérdidas de memoria).
  • Hábitos de vida no saludables.
  • Problemas cardíacos.
  • La edad.
  • Sustancias tóxicas.
  • Traumatismos en la cabeza.
  • Trastornos del sueño. (Al no descansar el cerebro los daños se van acumulando).
  • Infecciones bucales como gingivitis, periodontitis, herpes, etc.

Los científicos han llegado a la conclusión de que el Alzhéimer aparece tras la interacción de diversos factores, sobre todo genéticos, ambientales y de estilo de vida que afectan al cerebro a largo plazo. Tanto es así que cuando la enfermedad empieza a hacer acto de presencia, se calcula que le proceso comenzó unos 10 o 15 años antes.

Principales síntomas de Alzhéimer

Como ya hemos dicho no existe una única causa ni tampoco se cumple cierta edad y ¡pum! ya sabemos si tenemos o no la enfermedad. Es un proceso largo y silencioso que cuando da la cara ya es demasiado tarde. Vamos a decir algunos síntomas para detectar el Alzhéimer rápidamente, ya sea en nosotros mismos o en algún amigo, conocido o familiar.

  • Fallos de memoria como repetir afirmaciones, olvidarse de conversaciones, preguntar una y otra vez lo mismo, olvidar nombres y fechas que antes sabíamos perfectamente, perdernos en un lugar muy conocido para nosotros, problemas de vocabulario básico, etc.
  • Sentirse aturdido y desubicado.
  • Problemas para concentrarse sobre todo con los números.
  • Dificultad para valorar algo o tomar decisiones, aunque sea algo simple como elegir una camiseta o un plato de comida.
  • Incapacidad para planificar o realizar actividades que conllevan organización previa, como cocinar, jugar, bañarse, comer, etc.
  • Cambios de comportamiento y personalidad, tornándose a un ser apático, miedoso, desconfiado, aislado socialmente, agresivo, irritabilidad, delirios, depresión, etc.
  • Trastornos del sueño, quienes tienen Alzhéimer tienden a tener problemas para conciliar el sueño y permanecer mucho tiempo durmiendo.

Una pareja de más de 60 años comiendo pizza

Factores de riesgo

Existen una serie de factores de riesgo que pueden propiciar la aparición de la enfermedad. Si hemos leído detenidamente las posibles causas, podremos descubrir que los factores de riesgo del Alzhéimer van en ese hilo. Es decir, para intentar evitar la enfermedad, o al menos retrasarla lo máximo posible tenemos que llevar una dieta variada y rica en frutas, verduras, legumbres, semillas y demás, tener un estilo de vida saludable, evitar los golpes en la cabeza, mantenernos activos mentalmente, ser sociables y relacionarnos con otras personas, tener un buen descanso, etc.

Aparte de estos factores a mejor en nuestro día a día, hay otros factores de riesgo del Alzhéimer que por más que queramos no podemos cambiar:

  • La edad, ya que a partir de los 60 se entra en zona de riesgo.
  • La herencia genética. Si hay antecedentes familiares, podemos sufrir la enfermedad también.
  • Consumo excesivo de alcohol.
  • Tabaquismo.
  • Problemas de corazón, de ahí la importancia de un estilo de vida saludable y mantenernos siempre activos.
  • Contaminación ambiental, un factor de riesgo al que nos exponemos diariamente, salvo que podamos mudarnos a zonas con menos contaminación, como las afueras de las grandes ciudades, zonas costeras, zonas rurales, etc.
  • Ser de un sexo u otro, un factor que no podemos cambiar. El Alzhéimer afecta por igual, pero las mujeres, al vivir más años, tenemos más probabilidades de sufrir la enfermedad.
  • Síndrome de Down.
  • Traumatismos craneales.
  • Obesidad.
  • Presión arterial alta.
  • Diabetes tipo 2.
  • Colesterol alto.
  • Deterioro cognitivo leve.

¿Se puede prevenir el Alzhéimer?

No, desafortunadamente no se puede prevenir esta enfermedad. Es más, se cree que, aunque descubramos la o las causas exactas que nos llevan a sufrir Alzhéimer, no seremos capaces de prevenir la llegada de la enfermedad. En la actualidad solo tenemos medicamentos para paliar los síntomas y en algunos casos consiguen retrasar la llegada, pero la enfermedad sigue su curso y es imparable.

Los especialistas recomiendan llevar una vida sana lejos de drogas, alcohol y tabaco, así como cambiar la comida ultraprocesada e insana por una dieta equilibrada y variada con productos frescos y saludables, evitar en gran medida el azúcar, hacer deporte, mantenerse activo mentalmente, participar en actividades sociales, cuidar nuestro corazón y la salud bucal, evitar la obesidad, la tensión alta, la diabetes y el colesterol, leer, bailar, jugar a juegos de mesa, tocar instrumentos musicales, etc.