A menudo te hablamos de los amplios beneficios que le yoga tiene para ti. Sin embargo, esta disciplina no es solo para adultos. Sus grandes aportaciones también son válidas para los pequeños de la casa. Descubre estas 5 posturas de yoga para niños y haz que disfruten de una actividad que engancha.

En la actualidad, los niños juegan menos en la calle a causa de la evolución tecnológica en la que estamos inmersos. Prestando atención a los diferentes entretenimientos desde casa, pueden dejar de lado la capacidad de divertirse de una forma más primitiva y de ser conscientes de sus emociones. Se niños consiste, en gran parte, en disfrutar de una etapa de la vida en la que el juego y la diversión deberían estar presentes en mayor medida. Aportarles hábitos y conocimientos que les ayuden a conocerse, equilibrarse y enfrentar la vida, es un regalo que les acompañará durante toda la vida.

5 Posturas de yoga para niños

1.El Loto

La postura del Loto aporta relajación, calma y equilibrio. Es un momento de desconexión, de reposo, de descanso. A través del Loto, los niños aprenden a concentrarse en el momento presente y a atender su respiración.

2.La Pinza

La Pinza aporta una gran flexibilidad a los pequeños, que les ayudará a disponer de una mayor agilidad y comodidad en los movimientos del día a día. Contribuye a una buena digestión y combate el sobrepeso. Con esta postura aprenden a relajarse y dejarse llevar por la calma. Se dan cuenta de que respirando profundamente y relajando la musculatura, son capaces de llegar más allá.

3.El Árbol

La postura del Árbol, es una postura que se practica de pie y trabaja el equilibrio de una forma física y mental. Les obliga a concentrarse y a no dejarse llevar por pensamientos limitantes. Aprender a estar en el aquí y ahora, es una herramienta con la que combatir las adversidades futuras.

4.La Cobra

La Cobra es una asana que aporta flexibilidad y estira la musculatura permitiendo una mayor relajación y calma. Les dota de agilidad, concentración y vitalidad.

5.El Perro Bocabajo

A postura del Perro Bocabajo, les permite mantenerse fuertes y poderosos. Les ayuda a controlar las emociones y las reacciones frente a las adversidades.

Si te gusta practicar yoga, pregúntale a tu hijo o hija si te quiere acompañar en la práctica y pasad un buen rato juntos.