Practicar ejercicio físico es un hábito imprescindible para gozar de una buena salud. Además, el deporte no entiende de edades. Inculcar los valores de disciplina, constancia y trabajo en equipo, entre otros, a los más pequeños de la casa, es un gran acierto. En este post te hablamos sobre uno de los deportes que más atrae a los niños: el baloncesto.

Del mismo modo que se recomiendo que todos realicemos actividad física con frecuencia, también es un hecho muy importante en los niños. Ésta les ayuda a desarrollarse correctamente y a cuidar de su organismo desde una edad temprana.

Es importante que el niño se lo pase bien practicando el deporte que escoja. Por ello, puedes ayudarle a que él elija el que más se adapte a su personalidad y su forma de ser. Si no encuentra aquello que le entusiasme, tiene la opción de probar varias alternativas hasta dar la adecuada.

¿Qué aporta el baloncesto a los niños?

Por norma general, a la mayoría de niños les gusta practicar baloncesto. Es un deporte dinámico, en equipo, en el que pueden desarrollar muchas habilidades nuevas. Además, aporta grandes valores que se traducen, posteriormente, en su vida cotidiana. Con la práctica de baloncesto, se pueden observar algunas aptitudes de los pequeños. De esta manera, se intuyen aquellos más perseverantes que lo intentan sin descanso; y quienes desisten cuando ven que no logran su objetivo. En este sentido, igual que existe una evolución física, también la hay a nivel mental y emocional.

Beneficios físicos del baloncesto en niños

  • Trabajo a nivel muscular
  • Desarrollo del equilibrio y la coordinación
  • Aumento de su resistencia
  • Cuida su sistema cardiovascular
  • Desarrolla sus reflejos
  • Aporta agilidad funcional, física y cognitiva
  • Mejora su capacidad aeróbica
  • Desarrollo óseo y muscular
  • Aleja del sedentarismo y aporta calidad de vida
  • Mejora su capacidad de concentración y reacción

Beneficios emocionales del baloncesto en niños

  • Potencia su autoestima
  • Favorece las relaciones sociales
  • Aumenta su entusiasmo y su nivel de actividad
  • Aprenden la importancia del trabajo en equipo
  • Desarrollo de la perseverancia, la constancia y otras habilidades internas
  • Aprenden a afrontar la victoria y la derrota
  • Estimula su creatividad
  • Aporta alegría
  • Aprenden a buscar soluciones
  • Mejora su atención en el entorno
  • Desarrolla el respeto por el entorno y el compañerismo
  • Ideal para niños tímidos ya que aprenderán a ser más extrovertidos y sociables