Educar a los hijos es una auténtica carrera de fondo. En el camino, hay dificultades y muchas recompensas positivas. Ser un ejemplo para ellos, es imprescindible para lograr que vayan creciendo con un estilo de vida saludable y activo. Hoy te hablamos de 3 hábitos de higiene personal imprescindibles para tus hijos.

Educando a los hijos bajo una serie de pautas y hábitos saludables, contribuyes a que se conviertan en unos jovencitos y adultos con una buena calidad de vida. Una óptima higiene personal no solo favorece a su salud, también a su bienestar y relaciones sociales. Por ello, enseñarles la importancia de ciertas pautas resulta muy beneficioso. Además, lograr que lo hagan de una forma independiente y autónoma, es una auténtica inversión de futuro.

3 Hábitos de higiene personal en niños

1.Lavarse las manos

Es muy importante enseñarles la importancia de unas manos limpias, especialmente antes de comer. Las manos, son un auténtico vehículo para las infecciones y, por ello, enseñarles la necesidad de dicho hábito es un regalo para su salud. Asimismo, hay que asegurarse de que éstas estén limpias después de ir al baño, jugar en el campo, tocar animales… En la rutina de lavarse las manos, deben aplicar agua templada y jabón y prestar atención a las uñas.

2.Lavarse los dientes

Cepillarse los dientes después de cada comida puede convertirse en un acto de juego si lo planteas de la forma adecuada. Que disponga de su propio cepillo y que éste le atraiga y le resulte tentador, es fundamental para que adquiera el hábito con gusto. Alabar el hecho de que lo haga solo y hacer hincapié en el resultado de sus dientes limpios tras la comida, es un acierto. Es especialmente importante el cepillado previo a dormir y conviene observar que la técnica es la correcta.

3.Hora del baño

Como ocurre con el cepillado de dientes, el baño también es un momento de diversión, si así lo planteas. Establecer una hora concreta cada día, por ejemplo, siempre por la tarde-noche, les ayudará a verlo como un hábito atractivo y les aportará orden. Es importante que poco a poco, sean ellos quienes se aseen. De esta manera adquieren autonomía y se hacen responsables de su propia higiene.

Otros hábitos de higiene personal imprescindibles

  • Aunque no se laven el cabello a diario, deben entender la importancia de llevarlo peinado, aseado y limpio. Conforme vaya teniendo edad para lavárselo solos, hay que enseñarles cómo hacerlo y qué productos utilizar, así como a peinarse de la forma adecuada.
  • Es muy importante que tomen conciencia de la importancia de cuidar sus propios objetos de aseo personal. Tener su propio cepillo de dientes y cuidarlo adecuadamente, su propio peine o cepillo, colonia, jabones…
  • Hay muchos niños que andan descalzos y este hecho tiene sus beneficios. No obstante, deben saber lavar sus pies y asearlos siempre cuando vuelvan a calzarse, o se vayan a la cama, al sofá, etc.