La vitamina D es una de las vitaminas mas importantes. Esta vitamina que posee funciones muy importantes en el organismo es muy fácilmente sintetizable con solo tomar el sol. Sin embargo, es una de las vitaminas más deficitarias en la población actual. Su déficit, puede conllevar a multitud de problemas asociados.

A continuación, veremos más en profundidad esta vitamina, sus beneficios, y las cantidades que necesitamos.

¿Qué es la vitamina D?

La vitamina D es una vitamina liposoluble, junto con la A, E y K. Las vitaminas liposolubles se almacenan en el tejido graso.

La principal característica de esta vitamina es que para sintetizarla se necesita exponernos a la luz solar. La otra opción para poder sintetizar esta vitamina es obtenerla a través de los alimentos o mediante suplementación.

Con una exposición adecuada al sol, podríamos obtener casi toda la cantidad de esta vitamina que necesitamos. Sin embargo, debido al estilo de vida con largas jornadas laborales en entornos cerrados, el miedo a una exposición al sol o una falta de luz en ciertos países, vemos que gran parte de la población mundial es deficitaria de esta vitamina.

¿En qué nos beneficia?

La vitamina D tiene multitud de beneficios, siendo el más conocido, su participación en la formación de los huesos. Sin embargo, a continuación, explicaremos otras importantes funciones en las que participa.

Vitamina D y el calcio

Quizás uno de los beneficios más destacados de esta vitamina será la prevención de la osteoporosis. Esta vitamina es la encargada de realizar la absorción intestinal de calcio y fósforo. Esta absorción, será decisiva para que el calcio llegue correctamente a los huesos.

Además, la vitamina D es la encargada de impedir a través del riñón, que se elimine un exceso de calcio.

Vitamina D e insulina.

Según un estudio realizado en 2015, el déficit de vitamina D esta asociado a mayor probabilidad de diabetes. Este estudio, al analizar organismos de personas que tenían diabetes, se encontraron niveles de vitamina D menores que en comparación con organismos que tenían niveles normales de glucosa.

Por lo cual, la vitamina D puede influir en el metabolismo de la glucosa en sangre. A su vez, niveles deficitarios de vitamina D se asocia a una mayor resistencia a la insulina.

Función muscular

En recientes estudios, la vitamina D ha sido estudiada por su implicación en la función del músculo esquelético.

Se ha podido concluir, que un correcto aporte de vitamina D está ligado a la mejora de la calidad muscular. Además, se ha estudiado la implicación de la vitamina D en la activación de la síntesis proteica.

Salud cardiovascular

La vitamina D ha sido estudiada por su importancia en la salud cardiovascular. Su deficiencia se ha visto ligada al aumento del riesgo de enfermedades cardiovasculares. Entre los datos obtenidos en algunos estudios, podemos ver que la deficiencia de esta sustancia aumenta un 42% el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, y un 49-60% de riesgo de infartos.

Disminución de la generación cognitiva

El sistema nervioso central y el hipocampo contienen multitud de receptores de vitamina D. Además, esta vitamina interviene en ciertas enzimas del cerebro. Por esto, en ciertos estudios, se ha concluido que la vitamina D ayuda a disminuir el riesgo de degeneración cerebral. A su vez, una deficiencia de ella aumentara el riesgo de ciertas enfermedades neuronales.

Cantidades de vitamina D

El IOM (Instituto de Medicina) en su última revisión acerca de la vitamina D, actualizó los valores de la Cantidad Diaria Recomendada (CDR) de vitamina D a los siguientes:

* Se define la CDR como la dosis mínima que se debe consumir de un nutriente para mantenerse sano.

  • 400 UI/día para menores de 1 año
  • 600 UI/día para edades comprendidas entre 1 y 70 años, incluidos embarazo y lactancia
  • 800 UI/día para adultos mayores de 70 años

Sin embargo, la toxicidad por exceso de vitamina D muy es difícil que se produzca. Esta toxicidad, se produce con valores por encima de 4000UI/día (algo menor para niños menores de 9 años), por lo que gran parte del sector aconseja consumir 2000UI diarios para asegurar un buen aporte.