¿Por qué me tiembla un ojo? ¿Tiene solución?

A veces nos tiembla un ojo y no tiene por qué ser negativo, y aunque Google diga que nos vamos a morir es algo mucho menos letal. Vamos a descifrar las causas que provocan el temblor en el ojo, también vamos a ver cómo calmarlo o eliminarlo y, por último, aprenderemos en qué momento debemos preocuparnos por el tic involuntario.

Muchas veces tenemos movimientos involuntarios que no sabemos explicar, y uno de ellos es cuando el párpado del ojo decide marcarse un bailecito por que sí y punto. Dejando las bromas a un lado, tenemos que tener claro que se trata de un tic nervioso que nos puede dar en cualquier momento debido a una serie de circunstancias que veremos en los párrafos siguientes.

No es nada grave, pero hay que estar pendientes por si se intensifica y se alarga durante días. Lo más normal es que dure solo unos minutos o quizás una o 2 horas. Más allá es momento de visitar a un especialista.

¿Qué es el temblor en el párpado?

Se trata de un tic facial y son espasmos repetitivos en la musculatura de la cara, cabe decir que son movimientos involuntarios y todos los hemos sufrido alguna vez. Los más comunes son los temblores de párpado, pero puede pasar con los labios e incluso con las orejas.

Los tics nerviosos son más comunes en niños, pero en la vida adulta también pueden aparecer, y como decimos, no tiene que derivar en ningún caso grave, ya que, por norma general, desaparece a los pocos minutos y no requiere medicación ni hacer nada especial.

Un hombre con temblor en el ojo

Si el tic se vuelve crónico, entonces es cuando tenemos que preocuparnos o también si va acompañado de otros tics u otros sucesos. También es preocupante que el musculo sufra un espasmo y después se paralice unos segundos.

La contracción involuntaria de los parpados se denomina se denomina espasmo palpebral, aunque también se le conoce como blefaroespasmo, y suele darse en el párpado inferior y en el superior, siendo más común en este último. Aunque este tic para nosotros es molesto y fácilmente apreciable, de cara a los demás es tan sutil y tan inapreciable que nadie lo nota.

Causas del temblor de ojos

Todo en esta vida viene precedido por algo, así que el temblor en el ojo no iba a ser menos. Existen una serie de causas probadas que dan como resultado ese tic nervios tan molesto que nos entra en el párpado.

  • Estrés y nerviosismo: casi siempre suele surgir por esas causas, ya que realizamos una mala gestión del estrés y vivimos etapas de verdadera angustia.
  • Falta de sueño o mucho cansancio: el descanso es de vital importancia para el normal funcionamiento de nuestro cuerpo. Si estamos agotados, nuestro cuerpo puede empezar a falar, por ejemplo, habrá descoordinación, falta de agilidad mental y tics nerviosos.
  • Exceso de cafeína: la cafeína en exceso es muy negativa ya que estimulan en exceso nuestro sistema nervioso y pueden provocar muchos tics, aparte del temblor en el ojo.
  • Consumo de tabaco y/o alcohol: son sustancias nocivas para nuestro organismo que pueden llegar a alterarnos negativamente favoreciendo la aparición del espasmo palpebral.
  • Ojo seco: que el espasmo en el parpado suceda por sequedad ocular, es algo poco común, pero puede suceder al haber un déficit de hidratación y, por ende, el ojo pestañee involuntariamente y el parpado nos palpite.
  • Infección en el ojo.
  • Mala nutrición: es decir, carencias nutricionales, como B12, potasio, magnesio, vitamina E, etc.
  • Alergias: cuando sufrimos algún tipo de alergia, esta suele crear picores en los ojos y nosotros al frotárnoslos esa presión crea los espasmos en el párpado.
  • Pasar muchas horas frente a una pantalla: debemos realizar descansos cada hora u hora y media cerrando los ojos unos minutos.
  • Defectos refractivos por mala corrección: es decir, por usar unas gafas con graduación incorrecta.
  • Trastornos en el sistema nervioso: aquí sí que haría falta la ayuda de un médico, ya que es señal de que algo no funciona bien en nuestro organismo.

Una mujer muestra su temblor en el ojo

Cómo aliviar el tic nervioso

Vamos a darte una serie de consejos para aliviar estos movimientos involuntarios en los párpados. Cosas muy sencillas y que pueden parecer muy lógicas, pero de las que siempre nos olvidamos cuando sufrimos un temblor en el ojo.

  • Evitar situaciones de estrés y si estamos muy nerviosos tratar de calmarnos.
  • No frotarnos los ojos, aparte de que es muy malo para la córnea y puede arañarse influyendo negativamente en la calidad de nuestra visión.
  • Intentar descansar entre 6 y 8 horas todos los días.
  • Realizar deporte asiduamente.
  • Practicar deportes relajantes y calmados o técnicas de relajación.
  • No tomar cafeína ni ninguna sustancia estimulante, desinhibidora o tóxica.
  • Ir a terapia parta tratar la ansiedad, el estrés, la frustración y otros problemas.
  • Hidratar los ojos con frecuencia si es necesario.
  • Alimentarnos mejor para evitar carencias nutricionales de vitaminas y minerales tan importantes como la B12, C, E, A, y minerales como zinc, hierro, selenio, Omega 3, entre otros.

¿Cuándo tengo que preocuparme?

Si vemos que el tic va y vuelve muy constantemente, o directamente no nos abandona, son señales de alerta que nos indican que algo no funciona bien y hay que acudir al médico. Además, conviene hacerlo antes de que se convierta en un espasmo crónico o afecte a más partes de nuestro rostro.

Lo más normal es que el temblor remita a los pocos minutos u horas, pero si continua por más de una semana, debemos acudir a un especialista. De igual forma que si se une a otros tics o anomalías. Lo más grave es que esos tics nerviosos en el párpado empiecen a afectar a la movilidad y sensibilidad de esa zona. En este caso, la visita al médico ha de ser lo más rápido posible.

También hay que preocuparse si a la vez que suceden estos impulsos involuntarios, el párpado está inflamado, enrojecido e incluso expulsa algún tipo de líquido o pus. Las infecciones oculares han de tratarse lo antes posible, ya que los ojos son un órgano muy sensible.

¡Sé el primero en comentar!