Hacer deporte es parte de un estilo de vida saludable. No es necesario tener un gran objetivo específico. Basta con querer mantenerse en una buena forma física y lograr una óptima salud. Si eres una persona sedentaria, tal vez deberías prestar atención a algunas señales. Si notas alguna o varias de ellas, no lo pienses más y busca un deporte o actividad física que se ajuste a tus circunstancias.

Una buena calidad de vida es posible si eres consciente de la importancia de ciertos hábitos saludables. Si has decidido emprender tu camino hacia una buena salud, condición física y, en consecuencia, un mejor aspecto, debes tener presentes los pilares básicos. Alimentarse correctamente, hacer ejercicio físico regular y prestar atención al descanso, son algunos de ellos.

Señales que indican que debes empezar a hacer deporte

Hayas practicado ejercicio físico anteriormente, o no, hay algunos detalles que indican que debes poner tu cuerpo en funcionamiento. Aunque al principio te cueste y sientas dificultad, es cuestión de tiempo que te habitúes y te encuentres mejor en poco tiempo.

Falta de fondo

Si sientes que subes un tramo de escaleras y tienes que detenerte a tomar aire, probablemente debas empezar a trabajar tu resistencia. Sal a caminar o a correr, practica natación o dedica un tiempo a pedalear. Pon a tu corazón en marcha y dótalo de salud para vivir más y mejor.

Dolores musculares

Hay personas que no pueden dar dos pasos sin notar calambres o pinzamientos. Por otro lado, hay quienes salen a dar un paseo de forma esporádica, y posteriormente tienen su cuerpo dolorido por días. Entiende que tienes que estar activo, preparado para el movimiento y la actividad. Un cuerpo ágil es necesario para enfrentar el mundo.

Falta de flexibilidad

Si se te cae algo al suelo, y agacharte a recogerlo es un verdadero trabajo, tal vez sea hora de mejorar tu flexibilidad. Te sorprendería saber lo cómodo que resulta vivir con una buena forma y flexibilidad. No te conformes con un estado físico limitante. Crece y ve a por una calidad de vida que te permita vivir como un verdadero todoterreno.

Otras señales por las que deberías empezar a hacer deporte

  • Falta de fuerza
  • Falta de equilibrio o estabilidad al realizar posturas sobre una pierna, por ejemplo
  • Dificultad para coordinar movimientos
  • Contracturas musculares frecuentes
  • Un estado anímico de decaimiento
  • Sufrir ansiedad, estrés o nervios

Cabe mencionar que el ejercicio físico debe estar siempre en nuestras vidas. No esperes a sufrir las consecuencias del sedentarismo para empezar a moverte. Vive de forma saludable y vital, aumenta la actividad en tu día a día.