¿Puede ser peligroso usar repelente de mosquitos?

Los insectos están merodeando nuestro cuerpo casi en cualquier época del año. No importa si estamos caminando al aire libre, arreglando el jardín o asando a la parrilla, es recomendable untarse repelente de mosquitos.

Este producto no solo puede prevenir picaduras molestas y comezón, sino que protege contra enfermedades graves, como la enfermedad de Lyme o el virus del Nilo Occidental. Desde el año pasado, España se está viendo azotada por la presencia de mosquitos del Nilo en el sur, por lo que se llama a la prudencia al estar al aire libre.

Las enfermedades transmitidas por garrapatas también se están propagando, pero es que incluso han surgido nuevas enfermedades como el chikungunya y el zika (que son transmitidos por mosquitos en áreas subtropicales).

Los peligros no son una broma, sin embargo, algunas personas dudan en coger ese bote de insecticida. Temen que los ingredientes utilizados para protegerse de las criaturas, también puedan ser perjudiciales para su salud personal. De hecho, muchas evitan los repelentes de mosquitos, ya que piensan que hay opciones mejores.

¿Qué es el repelente de mosquitos?

El DEET es un ingrediente activo que se usa para repeler los insectos que pican. Su nombre científico es N, N -dietil- m -toluamida, y la ciencia sugiere que es el repelente de insectos más eficaz y ampliamente utilizado en el mundo. Ha existido y se ha utilizado mucho durante décadas. De hecho, el DEET fue desarrollado por el Ejército de los Estados Unidos en la década de 1940 para uso militar y se puso a la venta para el público en 1957.

Lo cierto es que el repelente de mosquitos, en realidad, no mata a los bichos. Más bien, la aplicación de DEET en la piel disuade las picaduras de insectos. Las garrapatas y los mosquitos se sienten atraídos por los productos químicos que producen las personas, principalmente el dióxido de carbono. Los insectos detectan dióxido de carbono en el aire y siguen esta columna hasta que te alcanzan.

Rociar DEET es como envolvernos en una capa de invisibilidad que dificulta que los insectos nos encuentren. Aún no se entienden todos los detalles de cómo funciona, pero altera el sistema sensorial de los insectos para que no noten a las personas.

¿Es seguro para la salud?

A pesar de la gran parte de la población que cree que el DEET es peligroso para la salud, en realidad es muy seguro. Es uno de los productos químicos mejor estudiados y ninguna de las investigaciones ha encontrado problemas graves por la exposición a largo plazo. La ciencia está de acuerdo en que es más o menos inofensivo para la aplicación sobre la piel intacta.

Algunos estudios han determinado que no había ninguna evidencia de efectos secundarios negativos graves. Y los expertos afirman que, siempre que se use según las instrucciones, es decir, no se trague, inhale ni apuntemos la boquilla a los ojos, lo peor que puede suceder es la irritación de la piel o los ojos. En muy pocos casos, la presencia de DEET se ha asociado con erupciones cutáneas.

Y, aunque muchos creían que podría causar cáncer, la ciencia lo ha desmentido. El DEET no está clasificado como carcinógeno humano y no hay conocimiento de ningún estudio que muestre un vínculo entre el cáncer y la exposición a este componente del repelente de mosquitos. Pero aunque es una sustancia segura, hay muchas personas que siguen pensando que es peligrosa para la salud. El principal problema está en el fuerte olor químico.

dibujo sobre repelente de mosquitos

Consejos para aplicar repelente de mosquitos

Para hacer un buen uso del repelente de mosquitos, es recomendable seguir estas pautas para aprovechar al máximo su eficacia.

  • Piensa en los insectos que habrá. Familiarízate con los riesgos de la zona. Por ejemplo, en algunos lugares los mosquitos no son una preocupación; en otros, son la principal preocupación. Luego, revisa la etiqueta del repelente para asegurarnos de que defiende contra las plagas.
  • Opte por un producto registrado. Los aerosoles para insectos solo pueden registrarse con la EPA si se han probado y se ha demostrado que son seguros y efectivos para los seres humanos, incluidos los niños y las mujeres embarazadas. Revisa el bote para ver el número de registro.
  • Controla la cantidad aplicada. Revisa la cantidad de DEET que contiene el repelente de insectos. Según los expertos, la concentración oscila entre el 4 y el 100 por ciento. No hay diferencia en la efectividad si un producto tiene una concentración más alta de DEET, pero durará más. Como es una buena idea reducir tu exposición química general y minimizar la posibilidad de reacciones cutáneas, opta por la concentración más baja de DEET siempre que no haya demasiado peligro a las picaduras. Al final del día, lávese el repelente de insectos con agua y jabón.
  • Vuelve a aplicarlo cuando sea necesario. Lee la etiqueta para ver con qué frecuencia se debe volver a aplicar. Según los expertos, usa mayor cantidad de repelente de mosquitos más si vas a nadar, sudas mucho o si eres de esas personas que atraen más insectos que otras.
  • No olvides tus pies. Asegúrate de aplicarte en los tobillos y los pies. Los mosquitos se sienten fuertemente atraídos por la biota de la piel que hace que sus pies huelan, y el DEET enmascara ese olor.
  • Aplica conscientemente. Pon una capa delgada de repelente sobre la piel y la ropa expuestas; no es necesario aplicarla directamente sobre la piel cubierta por la ropa. Para evitar el contacto con los ojos y la boca, los expertos sugieren rociar repelente en las palmas de las manos y luego extenderlo sobre la cara.

¿Existen alternativas al repelente de mosquitos?

En el caso de no querer untarnos en repelentes ni soluciones químicas, existen algunos remedios para ahuyentar a los bichos.

Aceite de eucalipto de limón

Si quieres opción botánica que realmente funcione, esta es tu nueva amiga. Un extracto del árbol de eucalipto en Australia, el aceite de eucalipto limón ha demostrado en algunas pruebas que funciona tan bien como el DEET, aunque los efectos solo duran un par de horas. Además, tiene un olor agradable.

En contraposición, la investigación sobre el aceite de eucalipto de limón es limitada y, como resultado, no se recomienda para niños menores de 3 años. Sin embargo, DEET ha sido muy bien estudiado durante más de 60 años y los expertos tienen una buena idea de su seguridad.

Con la excepción del aceite de eucalipto de limón, probablemente sea mejor pasar los productos que contienen extractos de plantas. Como hay falta de pruebas, no sabemos cómo de seguras o efectivas son. Los repelentes con base de plantas suelen mantener alejados a los insectos solo por un corto período de tiempo, si es que lo hacen. Y hay que tener en cuenta que muchos productos botánicos contienen alérgenos altamente concentrados y pueden irritar la piel.

Permetrina

En el caso de estar mucho tiempo en bosques infestados de garrapatas, la permetrina puede ser una buena opción. Se puede comprar ropa tratada con permetrina o rociarla directamente sobre el material, como botas y tiendas de campaña. Es muy eficaz porque las garrapatas y los mosquitos mueren cuando entran en contacto con él. Pero nunca lo toques mientras esté húmedo, ya que es bastante fuerte.

Aunque la EPA sostiene que la ropa impregnada de permetrina es segura, es muy tóxica para el medio ambiente y probablemente carcinógena para los seres humanos.

¡Sé el primero en comentar!