Tener dolor de regla es el problema habitual de muchas mujeres, aunque no debería de ser una costumbre aguantar dolores agudos. Si sufres problemas de espalda baja, es posible que la causa sea algo que no deberías pasar por alto, como dismenorrea o endometriosis. Aunque tampoco es necesario que salten las alarmas cuando notas molestias en los primeros días del periodo.

La dismenorrea es el conjunto de síntomas que afectan a un gran número de mujeres coincidiendo con la menstruación. Hemos escuchado que lo ideal es tomar ibuprofeno para bajar la inflamación, pero a veces es mejor optar por remedios caseros que nos hagan evitar químicos en el cuerpo.

Ibuprofeno, ¿sí o no?

Los profesionales de la salud recomiendan el consumo de AINES (antiinflamatorios no esteroideos). Los más conocidos son el ibuprofeno, el ketoclorato, el diclofenaco, el naproxeno, el dexketoprofeno, el piroxican y el ácido mefenámico. No existe una gran diferencia entre ellos, como para preferir decantarnos en el uso de alguno en concreto.
Sigue siempre las recomendaciones para evitar una dosis elevada o fuera de tu nivel de tolerancia, por edad y composición corporal.

Remedios naturales para aliviar el dolor de regla

Infusiones de manzanilla

Las propiedades antiinflamatorias y tranquilizantes de la manzanilla ayudan a combatir los cólicos.
La manzanilla es un remedio natural eficaz contra los espasmos musculares y dolores menstruales, como cólicos.

Hacer ejercicio, aun estando con la regla

Mantenernos activos contribuye a que de forma fisiológica se aumente la producción de endorfinas y se disminuya la de prostaglandinas, lo que permite una disminución de los síntomas de la dismenorrea.

¿Puedo hacer deporte con la menstruación?

Jengibre

El jengibre contiene unas sustancias llamadas gingeroles que disminuyen la inflamación y desactivan los compuestos que provocan dolor en el cuerpo. Lógicamente, no es un alimento mágico, por lo que si tienes un dolor crónico, acude a un médico para que evalúe tu caso.

Cúrcuma

La cúrcuma contiene un compuesto llamado curcumina, que tiene propiedades antiinflamatorias. Esto podría ser beneficioso para prevenir la inflamación crónica, que es responsable de problemas como la artritis, depresión y ansiedad, enfermedad cardíaca e, incluso, dolores menstruales.

La cúrcuma puede ayudar con la inflamación aguda (o a corto plazo). Si queremos prevenir esa inflamación o tratarla lo antes posible para ayudar con el dolor, introducirla en nuestra alimentación.