Las dietas que buscan la pérdida de peso y, sobre todo, la de grasa, recomiendan evitar el consumo de carbohidratos de manera habitual. Lógicamente esto es un completo error. Ningún nutriente debe se eliminarse de nuestro consumo diario, y a continuación comprenderás cómo de importantes son los hidratos de carbono en nuestro organismo.

Por supuesto, cuando nos referimos a carbohidratos no estamos pensando en un plato de pasta a la boloñesa. Existen numerosos tipos de hidratos más allá de los espaguetis. Así que si logras incorporar diferentes fuentes de este nutriente, estarás aportando a tu cuerpo suficiente energía para su funcionamiento.
¿Estás preparado para conocer por qué los necesitas en tu día a día? ¿Y por qué son importantes en la vida de un deportista?

Los carbohidratos queman grasa

Los carbohidratos aportan energía a los músculos que estamos entrenando, pero también ayudan en la quema de grasa. Es decir, para quemar grasas, nuestro cuerpo «prende» una llama con los hidratos de carbono. El proceso que utiliza el cuerpo para convertir las moléculas de grasa en energía requiere glucógeno. Si no tenemos carbohidratos almacenados, el organismo tirará de la proteína del tejido muscular para producir glucosa (gluconeogénesis). Así que es recomendable alimentarte con carbohidratos que obliguen a tu cuerpo a «comerse» a sí mismo.

Regulan la contracción muscular

El glucógeno, que también proviene de los hidratos de carbono, regula la función que realizan nuestros músculos al contraerse. Así que cuando el nivel de glucógeno disminuye, tu contracción muscular también lo hace.

Si reduces la ingesta de hidratos, perderás peso de forma temporal

Cuando se habla de las dietas para perder peso, lo primero que piensa la gente es en la reducción de hidratos en la alimentación. Y es cierto que se va a notar una pérdida de peso, pero principalmente se debe a la reducción de agua. En cada gramo de carbohidrato se almacenan unos 3-4 gramos de agua. Cuando eliminamos su ingesta, el agua se exprime de los músculos y del hígado, por lo que pierdes peso, pero no grasa. Así que en cuanto retomas tu alimentación normal, vuelves a ganar peso.

Puedes combinarlos con otros alimentos

Te estarás preguntando en qué alimentos puedes encontrar los hidratos de carbono, ¿verdad? En este artículo encontrarás todos los alimentos y los diferentes tipos que existen. Las verduras son una buena opción, pero no la única. ¿Por comer solo brócoli eres saludable? No necesariamente, ya que puedes tender a no contar con una buena dosis de nutrientes. Combina las verduras con cereales enteros, pasta integral o frutas. Te asegurarás de recargar tus reservas de glucógeno muscular y hepático.

Aportan mucha energía

La cantidad que debas ingerir dependerá del tipo de persona que seas y la actividad que realices. Aun siendo una persona deportista, habrá días que realices entrenamientos más intensos y en los que tengas que aumentar tu ingesta de hidratos. A continuación te dejo una tabla orientativa sobre la cantidad que deberías tomar dependiendo de tu sesión de ejercicio:

  • Baja (menos de 1 hora al día): 1’5-2’5 gramos por kilo de peso corporal
  • Moderado (alrededor de 1 hora/día): 2’3-3’2 g/Kg
  • Activo (1-3 horas/día): 2’5-4’5 g/kg
  • Activo alto (más de 4-5 horas/día): 3’5-5’5 g/kg