Muchas veces, vivimos con ciertos hábitos que dotan a nuestros días de una mayor pesadez. Cambiando algunos de ellos, podemos sentirnos más enérgicos y vitales y, de esta manera, favorecer la pérdida de peso. Una vida activa facilita los objetivos físicos y aporta un mayor bienestar. ¡Atento!

Hábitos para perder peso y activarte

  • Cuando sientas ansiedad por comer, bebe agua o una infusión.
  • Sal a pasear a tu perro, en 15 minutos quemarás 100 calorías.
  • Empieza a aficionarte a cuidar tu jardín y dedica al menos 10 minutos a cortar hierbajos.
  • Es preferible desayunar una rebanada de pan blanco (120 calorías aproximadamente por 50 gramos de pan) antes que un bollo de leche comercial (220 calorías). Aún así, es mejor la opción de pan integral.

  • La comida picante, como las guindillas, incrementa el ritmo metabólico. ¡Empieza a aficionarte! Tiene cantidad de beneficios.
  • Queda con tus amigos y échate un billar de vez en cuando. Quemarás alrededor de 100 calorías por media hora de billar.
  • Cuando vayas al cine come palomitas, pero sustituye el refresco por agua. Igual no te entusiasma pero si quieres perder peso deberás habituarte.
  • Cuando tengas un fuerte antojo, párate y cuenta hasta 10. Algunos estudios demuestran que pasados 10 minutos desaparece la tentación.

  • Planea con antelación tus rutinas de ejercicios y tu dieta, independientemente de tu nivel o condición física.
  • Cuidado con el aliño en las ensaladas. Reduce la cantidad de aceite (dos cucharadas aportan 180 calorías) y apuesta por añadir vinagre o unas gotas de limón.
  • ¿Tu coche necesita un lavado? Pues coge la esponja y ponte a ello en lugar de acudir a los cómodos túneles de lavado. Además de quitar la suciedad de la carrocería, estarás reduciendo entre 100 y 300 calorías, según el tamaño de tu coche.
  • Reduce la cantidad de alcohol. Una copita de vino puede resultar saludable, pero no hace falta pasarse.
  • Camina y camina más. Es una actividad muy beneficiosa para el corazón, la circulación y los pulmones al alcance de todos. Media hora de caminata ligera te liberará de 100 calorías. ¡Ponte a ello!

  • Cambia los dulces por zumos de fruta naturales o batidos. Tienes un mundo por descubrir, empieza a ser creativo y a notar tu pérdida de peso.
  • Piensa en positivo y relájate. El estrés general cortisol y dificulta la pérdida de peso.
  • Mándate mensajes de aliento. Incluso puedes dejar notitas motivadoras en lugares estratégicos de tu casa. ¡Que no decaiga el ánimo!
  • Puedes permitirte algún que otro bocadillo, pero que sea saludable. Te damos algunos ejemplos aquí.
  • El ascensor deja de existir para ti. A partir de ahora las escaleras son tus aliadas.