¿Qué puedo hacer para parecer más joven?

¿Qué puedo hacer para parecer más joven?

Sofía Pacheco

Tanto hombres como mujeres buscan retrasar el envejecimiento llegando a plantearse la gran pregunta ¿cómo puedo parecer más joven? Lo cierto es que no hay un método milagroso ni nada que ofrezca resultados inmediatos, pero sí algunos trucos sencillos que harán retrasar el envejecimiento natural del cuerpo humano.

Todos los consejos que vamos a dar a continuación son métodos naturales que nos van a ayudar en nuestro día a día, y con los que vamos a mejorar nuestra salud interna y nuestra apariencia externa. Por supuesto, si acompañamos esos trucos con alguna ayuda de la medicina estética, los resultados serán más rápido y más evidentes, pero nosotros abogamos por una cirugía mínimamente invasiva y cambiar el botón y otras toxinas por vitaminas y remedios más naturales.

Un hombre riendo tumbado en una hamaca

Consejos básicos para parecer más joven

Como decimos, se trata de consejos que están al alcance de cualquiera y que con muy poco presupuesto pueden suponer un antes y un después en nuestra vida y en nuestro aspecto físico.

Mantener buenos hábitos alimenticios

Nada de alcohol ni tabaco. Estas dos drogas legales perjudican gravemente nuestra salud interna y nuestro aspecto físico. Al fumar, estamos promoviendo el envejecimiento prematuro de nuestra piel, salen manchas, las arrugas son más pronunciadas, la piel puede espasticidad, pueden surgir problemas de cicatrización y pigmentación, los labios se vuelven más oscuros, si tenemos enfermedades dermatológicas estás pueden empeorar, disminuye la respuesta inmunológica de la piel, etc.

Por su parte, el alcohol tampoco es un aliado de nuestra piel, ni nuestra salud. El consumo elevado de alcohol puede producir problemas como el hígado graso alcohólico, arañas vasculares, piel enrojecida, déficit de vitaminas, mala salud de las uñas, caída de cabello, piel deshidratada, inflamación de las mejillas y la nariz, ojeras oscuras y ojos hundidos, etc.

Como vemos, estos vicios no son nada recomendables si nuestra intención es vernos más jóvenes y bellos. Tampoco tenemos que ponernos en contra de todo, una copa de vino al día si es muy saludable porque tiene antioxidantes y vitaminas esenciales, la cerveza también es muy saludable.

Nosotros nos referimos al consumo elevado de alcohol, eso no es recomendable para nadie, como tampoco lo es el tabaco, ya seamos fumadores de primera mano o fumadores pasivos.

Por otro lado, ¿cuántas veces hemos dicho que comer variado es la base de la buena salud? Ya hemos perdido la cuenta y no nos cansaremos nunca de decirlo.

Si queremos vernos con una apariencia más joven, debemos mejorar nuestra dieta y evitar al máximo las grasas saturadas, los azúcares, los carbohidratos, la comida grasienta, los fritos, los ultraprocesados, bebidas azucaradas, bollería industrial, pan blanco, chocolate con leche, galletas, etc.

Podemos llenar nuestras comidas de frutas, verduras, vegetales de hojas verdes, semillas, legumbres, zumos de frutas naturales, fibra (mucha fibra), pan 100% integral, cereales integrales, frutos secos, aceite de oliva, y todo aquellos que tenga grasas buenas, antioxidantes, minerales esenciales y vitaminas. ¡Ah! Y agua MUCHA agua.

Los antioxidantes son la clave para parecer más joven porque ayuda a la piel a eliminar los radicales libres y los contaminantes que dañan las células, disminuyen la creación de colágeno, provocan estrés, deshidratan, y otras consecuencias igual de negativas.

Un grupo de amigo comiendo una dieta variada

Realizar actividad física

El ejercicio es fundamental para la salud interna y externa en todos los seres vivos. Si nuestra intención es parecer más jóvenes, entonces debemos hacer deporte con cierta asiduidad y de cierta intensidad también.

En algunas circunstancias, es decir, aquellas personas tengan buena genética, pueden decantarse por andar solamente, pero recordemos que el declive físico comienza a los 20 años de edad, a los 30 años aún hay formas de frenar el envejecimiento, pero a los 40 las probabilidades de parecer más joven se reducen drásticamente.

Lo suyo es realizar ejercicio intenso durante al menos 20 o 30 minutos todos los días y que sea ejercicio variado, es decir, que lleguemos a ejercitar todo el cuerpo.

No hace falta tener un gimnasio en casa para realizar ejercicios. Podemos hacer abdominales, salto, subir escalones, carrera estática, sentadillas, flexiones, planchas, levantamiento de peso con botellas de agua, jumping jacks, etc.

Lo importante es mantenerse activos, pero esto debe ir en línea con otros consejos que damos en este artículo para así lograr parecer joven de una forma natural y gastando muy poco dinero.

Descanso y horario

Tener un horario concreto para descansar y ser capaces de dormir de un tirón, puede parecer algo sencillo, pero sabemos que no siempre es posible.

Entre el estrés (algo que debemos evitar a toda costa para parecer más joven), los ruidos de la calle, el calor o el frio, dolores, mascotas, y otras distracciones, al final el descanso no se cumple adecuadamente y llegan algunas consecuencias como estrés, ansiedad, irritabilidad, mareos, cansancio, náuseas, irritabilidad, mal humor, presión arterial alta, picos de glucemia, dificultad para concentrarnos, dolores musculares, etc.

Es de vital importancia regular los patrones del sueño marcando un horario claro y accesible para iniciar el descanso. Cada uno sabe a qué hora de entra el sueño, hay quienes son capaces de dormirse a las 10 de la noche y hay quienes se duermen a la 1 de la madrugada y duermen bien.

Lo más adecuado es empezar antes de la media noche y se recomienda eliminar las pantallas una media hora antes de dormir. La rutina de sueño debe iniciarse unos 15 minutos antes de entrar en la cama.

No se recomienda beber agua una hora antes de irnos a dormir por dos motivos, el primero porque aumenta las probabilidades de que nos despertemos en medio de la noche y tengamos interrupción del sueño con lo negativo que es eso para el descanso.

Y, por otro lado, porque tener sed a esas horas es señal casi inequívoca de haber cenado cosas poco recomendables como mucha grasas o azúcares, comidas picantes, alimentos que provocan gases o son muy pesados de digerir de noche.

Una mujer echándose crema en la cara para parecer más joven

Cuidado de la piel para parecer más joven

Mantener una correcta hidratación es casi de lo más importante de este artículo. No nos referimos solo a beber agua y cumplir con los 2 litros que recomienda la OMS y otros organismos, sino que nos referimos a hidratar y cuidar la piel.

Antes de elegir una crema hidratante, es importante ponernos en manos de un especialista que nos identifique el tipo de piel que tenemos y las necesidades que ésta tiene, porque igual está muy roja, o tiene acné, está muy apagada, es sensible, está seca o es grasa.

Una vez hayamos identificado el tipo de piel, entonces procedemos a elegir los productos adecuados, ya sean limpiadores, hidratantes, exfoliantes, cremas anti edad, etc. Lo que sí recomendamos es elegir las cremas más naturales posibles. Son un poco más caras, pero notaremos la diferencia entre cremas naturales y las artificiales.

Algo clave es evitar la exposición al Sol. Sí, lo sabemos, la vitamina D es muy importante para los huesos y tomar el Sol también es muy importante para la salud, pero una cosa es tomar el Sol un ratito cada día o dar un paseo en días soleados, y otra muy distinta es quemarnos y tostarnos bajo la radiación solar. Los extremos no son buenos.

Si estamos en verano y queremos disfrutar del Sol en la playa o en la piscina, o vamos a realizar deporte al exterior, de una forma u otra vamos a estar expuestos a la radiación solar, es por esto por lo que es de vital importancia protegernos al máximo.

No solo usar protector solar de alta calidad, biodegradable, con ingredientes naturales (para que no afecten a nuestra piel), con alta protección y resistente al agua y al sudor (para no perder la protección fácilmente), sino que debemos usar un sombrero, unas gafas de Sol e ir buscando siempre la sombra.

El Sol es un enemigo de nuestra piel. Si queremos parecer más jóvenes, debemos evitarlo en la medida de los posible. La piel tiene memoria y todo el daño que se le infringe, puede devolverlo al cabo del tiempo.