¿El IMC es tan importante como parece?

¿El IMC es tan importante como parece?

Lifestyle

El IMC es el Índice de Masa Corporal y nos sirve para saber qué masa corporal tenemos en este momento. Es un dato que se ha usado durante años, pero que ya ha quedado inservible, puesto que no se adapta a las realidades de cada cuerpo ni de cada persona. Vamos a ver en detalle qué es exactamente el IMC, si es útil de verdad y si existe otro método más fiel para saber nuestra masa corporal.

A lo largo de este texto vamos a saber qué es el IMC, cómo se calcula y para qué sirve. Aparte, veremos los IMC por edad y sexo. Cabe decir que el IMC nos puede salir perfecto, y eso no significa que estemos sanos. Por eso el IMC es un valor en desuso, porque no muestra la realidad de cada cuerpo ni de cada persona.

Eso no quita que nos aporte información orientativa, y en base a esa información, poder continuar el estudio de nuestro cuerpo, comprobar nuestro estado de salud e iniciar un plan alimentico personalizado, así como un plan de entrenamiento enfocado a nuestro objetivo, ya sea perder peso, ganar masa muscular, definir, etc.

¿Qué es?

El IMC es la abreviatura de Índice de Masa Corporal y es un dato informativo que actualmente está un poco en desuso, pero que sirve para indicar precisamente el índice de masa muscular de una persona.

Un parámetro de salud importante si estamos en proceso de ganar masa muscular o perder peso, pero que no muestra la realidad. Es decir, para saber exactamente nuestra masa muscular, debemos hacer una serie de pruebas, y no solo una simple división como veremos en el siguiente apartado.

Hay diferentes parámetros que rigen la salud de un paciente, como la glucosa en sangre, las vitaminas y minerales, densidad ósea, colesterol, cantidad de glóbulos blancos y rojos, etc. No solo una división que nos indique que estamos en un peso saludable. Estar en un peso correcto para nuestra altura y esas, no es sinónimo de salud.

Cómo se calcula

Para calcular nuestro índice de masa muscular, lo que tenemos que hacer, primero, conocer nuestro peso exacto y después conocer nuestra altura exacta. Para pesarnos, debemos hacerlo sin ropa y en una báscula de confianza. Lo mismo para la altura, debemos hacerlo descalzos y sin ropa que pueda ayudarnos a ganar unos centímetros extras.

Una vez tenemos esos datos, ponemos (kg)/(altura)². Si nuestro valor está entre 18,5 y 24,99, tenemos unos valores normales. Si está por debajo es bajo peso y está por arriba es obesidad.

Como vemos, es algo aleatorio y no personalizado, por eso decimos que está en desuso, porque no se ciñe a la realidad de cada persona. Cada uno de nosotros tenemos una complexión diferente.

En la actualidad, y según un estudio de un grupo de investigadores del hospital Cedars-Sinai de Los Ángeles, en Estados Unidos, han descubierto otro método más eficaz llamado Índice de Masa Relativa y se obtiene con la altura y la circunferencia de la cintura. Sigue siendo un método orientativo, ya que no muestra los valores de salud reales. Además, podemos estar sanos y en nuestro peso correcto y tener barriga. Solo hace falta una cinta métrica para medirnos la cintura y conocer el dato de neutra altura exacta:

  • Hombres: 64 (20 x altura/circunferencia de la cintura).
  • Mujeres: 76 (20 x altura/circunferencia de la cintura).

Una mujer haciendo pesas

IMC hombres y mujeres

Según la edad y el sexo, el IMC variará. Vamos a ver detenidamente el índice de masa corporal que debemos tener según nuestra edad y nuestro sexo. Pero recordemos que este valor es solo orientativo y meramente informativo. No nos dice nuestra salud real, por eso es un dato en desuso y no se tiene en cuenta en la actualidad para estudios de entrenamiento ni registros médicos.

Para mujeres, estos serían los parámetros según su edad. Recordemos, por debajo del dato que damos se considera bajo peso y por encima es obesidad:

  • Entre 16 y 24 años: 19-24.
  • De 25 a 34 años: 20-25.
  • De 35 44 años: 21-26.
  • Entre 45 y 54 años: 22-27.
  • De 55 a 64 años: 23-28.
  • Entre 65 y 90 años: 25-30.

Para hombres, los valores son diferentes y aquí sucede igual, si el valor que nos salga está por debajo significa que estamos por debajo de nuestro peso, y si sale por encima de lo que indicamos podría ser obesidad:

  • 16 años: 19-24.
  • Entre 17 y 18 años: 20-25.
  • Entre 19 y 24 años: 21-26.
  • De 25 y 34 años: 22-27.
  • Entre 35 y 54 años: 23-38.
  • De 55 y 64 años: 24-29.
  • Entre 65 y 90 años: 25-30.

¿Es bueno mostrar interés al IMC?

Las ventajas y las desventajas del IMC ya las hemos comentado por encima a lo largo de este texto. No es bueno mostrar tanto interés por este parámetro, ya que no se ajusta a la realidad. Para determinar si un paciente está sano, hay que realizar una serie de pruebas médicas.

Una simple división no hará que se descubran problemas con la glucosa en sangre, problemas renales, anemia, colesterol, escasez de glóbulos rojos y/o blancos, falta de proteínas, etc. Que hagamos este cálculo y nos indique un peso saludable, no es señal de que estemos saludables, sino que puede haber un trasfondo que no se cuenta.

El IMC está en desuso precisamente por esto, por falta de realidad. Por eso es importante no ceñirnos solo a estos valores, y hacernos un chequeo puntual cada año. Si queremos bajar de peso o ganar masa muscular, podemos realizarnos pruebas para determinar el porcentaje de grasa que debemos perder y en base a esos datos, empezar un entrenamiento y un tipo de alimentación concreta.

En definitiva, el Índice de Masa Corporal, es un valor orientativo y práctico hasta cierto punto, pero no determina el estado de salud real de nadie. Tampoco distingue entre masa muscular y masa de grasa, lo cual es clave cuando queremos un estudio de nuestro estado de salud de cara a empezar un régimen alimenticio y un plan de entrenamiento.

De ahí que sea importante, ponernos en manos de profesionales que sepan guiarnos en todo el proceso hasta lograr nuestros objetivos físicos, ya sea perder grasa, ganar masa muscular, tonificar, ganar flexibilidad, o lo que necesitemos.

¡Sé el primero en comentar!