Todos los expertos recomiendan tener un horario para las comidas, ya sea porque quieres bajar de peso, ganar volumen muscular, mantenerte, definir… Básicamente, es bueno para mejorar tu metabolismo, acostumbrar a tu cuerpo y quemar grasa de forma eficiente. Te contamos algunos motivos por los que es beneficioso comer siempre a la misma hora.

Mejora nuestras capacidades motoras

Unos científicos hicieron unos estudios con ratones. A la mitad les ponían un suministro constante de alimento diario durante tres meses. El resto recibía la misma cantidad de comida, pero solo se la dejaban durante 6 horas al día. Se vio que los que tenían un tiempo controlado mejoraban sus habilidades motoras y su calidad del sueño.

Equiparándolo a los humanos, controlar el tiempo en las comidas es necesario para nuestro ritmo circadiano.

Combate la enfermedad de Huntington

La Universidad de California realizó un estudio que afirma que comer siempre a la misma hora puede ayudar para combatir la demencia o la enfermedad de Huntington. Guiarnos por un horario para comer, mejora la capacidad de la región del cerebro asociada con el control del cuerpo.

Podemos controlar el hambre

Regirnos por horarios prefijados no implica que haya alguna excepción por algún imprevisto o porque nos apetezca salir de la rutina un día puntual. Lo que es importante es crear hábitos para que nuestro cuerpo se mantenga funcionando a un nivel óptimo. Es por eso que es necesario tener unas horas de sueño, de comer, etc. De hecho, seguro que cuando habéis estado con horarios cambiados, vuestro cuerpo se ha resentido.

Además, tener un horario para comer ayudará a que no tengas sensación de hambre constante. Puedes ser flexible entorno a una hora antes o después de lo establecido, pero no más. Evita saltarte comidas principales para no notar a la larga síntomas negativos.

Te mantiene activo

Dividir las comidas a lo largo del día hace que recargues energía cada ciertas horas. Recuerda que el alimento funciona como un combustible, si no recargamos a lo largo del día nuestra energía irá decayendo.