Los meses de verano son muy disfrutados por niños y mayores. Todo viste un color más alegre, nos vemos favorecidos con un bonito bronceado y surgen nuevos planes. Hay cientos de opciones para disfrutar del buen tiempo. Sin embargo, si tenemos en cuenta los 5 hábitos saludables básicos, lo pasaremos mejor y nuestra salud no se verá resentida. ¡No pierdas detalle!

Algunos disfrutan los meses de verano creando sus propias rutinas al amanecer, practicando ejercicio al aire libre. Otros aventureros, lo intentan con nuevas actividades acuáticas y disfrutan de todos sus beneficios. Aquellos que quieren aprovechar los rayos de sol para lucir una piel más bronceada, pasan horas en la playa o en la piscina. Mujeres y hombres con hijos, disfrutan con los más pequeños de experiencias inolvidables. Hay muchas alternativas para aprovechar el verano de la mejor manera, sin embargo, nunca está de más tener presentes algunas pautas que, convertidas en hábitos saludables, nos permitirán disfrutar de una forma segura.

5 Hábitos saludables básicos para este verano

1.Protección solar

Nunca olvides aplicarte, a ti y a los tuyos, crema solar antes de salir de casa. Ésta no es exclusiva para la playa. Cuando paseamos en verano, estamos expuestos al sol continuamente. Por ello elige la opción que mejor se adapte a tu tipo de piel y haz que forme parte de tu rutina. Asimismo, utilizar gorras y sombreros, especialmente en las horas de más calor (de 12 horas a 16 horas), es una excelente idea.

2.Hidratación

Bebe mucha agua para que tu cuerpo se mantenga hidratado. Opta también por infusiones frías, zumos naturales, caldos vegetales y frutas con un elevado porcentaje de agua. La sensación de sed ya es un síntoma de leve deshidratación. No esperes a tener mucha sed para beber agua. Ve haciéndolo de forma continuada, aunque sea a pequeños sorbos.

3.Alimentos de temporada

Aprovecha los alimentos de temporada para beneficiarte de todas sus ventajas y la cantidad de nutrientes. Te resultarán muy refrescantes, hidratantes y, además, te llenarán de salud en los meses calurosos.

4.Equilibrio y calma

Encuentra esos momentos a lo largo del día en los que puedas dedicarte a ti mismo. Hacer balance de cómo van las cosas es un paso que puede ayudarte a cambiar aquello que no te satisface y a proponerte nuevos retos. Aprende a meditar, practica actividades relajantes y haz que este verano cuente.

5.Viaja y disfruta

Viajando se viven grandes experiencias y nuevas sensaciones. Viajar forma parte de la evolución personal. Pero no hablamos de gastarte grandes cantidades de dinero y dar la vuelta al mundo, si es que no puede permitírtelo. Estamos rodeados de rincones que desconocemos y que nos sorprenderían. Coge un mapa y busca lugares cerca de ti que aún queden por explorar. Seguro que descubres una playa que no sabías que existía, un paraje paradisíaco o una ruta llena de encanto.