La nutrición alberga numerosos mitos que son falsos. En los últimos 50 años, nuestro concepto de alimentación ha evolucionado muchísimo, siendo actualmente un dolor de cabeza para la mayoría. Comer de forma saludable no es difícil, pero los falsos mitos y leyendas pueden hacernos dudar sobre si nos nutrimos correctamente o no. ¿Podemos beber agua en las comidas? ¿El chocolate provoca acné? ¿Los alimentos light adelgazan? Te vamos a desmitificar muchas de estas preguntas.

El alcohol no se evapora del todo

Es muy habitual cocinar con vino, ya sea para carnes, pescados o arroces. ¿Cuántos piensan que, al someterlo al calor, desaparece? Según un estudio de la Universidad de Idaho, tendríamos que hacer un guiso a fuego lento con alcohol durante dos horas y media para lograr que se redujera un 5%.

Así que, pese a que pensábamos que al elevarle la temperatura se evaporaba, deberíamos saber que aumenta su concentración. No quiere decir que cocinar con alcohol sea negativo, pero hay que tener en cuenta este detalle si estamos medicándonos o tenemos alguna intolerancia.

Tomar fruta de postre engorda

Falso. Los alimentos tienen las mismas calorías, se tomen a la hora que se tomen o en el orden que prefiramos. Con las frutas pasa igual. Quizá el problema de engordar resida en que, si añadimos tomar postre, estamos superando la cantidad de calorías que necesitamos. Una dieta equilibrada y saludable incluye tomar al menos tres piezas de fruta al día, ya que produce saciedad y son una fuente de vitaminas, minerales y fibra.

El microondas destruye los nutrientes de los alimentos

Todos tenemos en nuestra cocina este electrodoméstico que nos ha salvado la vida en más de una ocasión. Junto al mito de que mirarlo mientras funciona te podría dejar ciego, también se le acusó de que al calentar los alimentos se eliminaban los nutrientes.

Este mito es falso a la mitad. Los nutrientes sí se descomponen al entrar en calor, dando igual si es en un microondas o en una sartén. Si los cocinamos en agua, por ejemplo, también se pueden ver afectados los compuestos de la comida, como las vitaminas.

Comer chocolate favorece la aparición de acné

No hay ningún estudio que apoye esa afirmación, sino todo lo contrario. Cuando sufres acné es porque tu piel segrega una grasa debido a alteraciones de las hormonas. Es posible que te salgan granitos por culpa del azúcar que contiene el chocolate, sobre todo si lo tiene como primer ingrediente.

Beber agua en las comidas engorda

Y hacer el pino con las orejas, también. Otro mito falso es que tomar agua engorda. El agua es una bebida que no contiene ni aporta calorías. Por lo cual, es imposible que nos engorde o nos adelgace ni la tomamos antes, durante o después de las comidas. Eso sí, es importantísimo mantenernos hidratados y tomar agua para evitar o reducir la retención de líquidos.
Además, ni que decir tiene que el agua es un elemento vital.

Los productos light adelgazan

Partamos de la base de que todos los alimentos nos aportan calorías. Así que no existe algo en concreto que nos haga adelgazar, sino el equilibrio de la ingesta de calorías y el gasto de energía.

Estamos hartos de leer que los alimentos light nos ayudan a adelgazar o son mejores que los “no light”. Falso. A los productos light se les ha reducido o eliminado algún componen calórico, pero en otras ocasiones son sustituidos por otros de peor calidad. Por ejemplo, hay galletas que nos dicen que son sin azúcar, pero el fabricante lo sustituye por algún polialcohol, zumo o sacarosa. El fin es que tú no leas la palabra “azúcar”, pero no quiere decir que el valor nutricional sea mejor y mucho menos que te ayude a adelgazar.

El integral contiene menos calorías

Puede darse el caso de que sí o de que no. Que sea integral no acoge una menor cantidad de calorías, sino un mejor aporte nutricional (como el alto contenido en fibra). Por ejemplo, el pan integral tiene las mismas calorías que el pan blanco, con la diferencia de que el primero nos ayudará con el tránsito intestinal y nos dará mayor sensación de saciedad.