“Me apetece hacer este deporte, pero igual no se me da bien”, “siempre he querido probar esto, pero quizá no sea para mí”, “me encantaría participar en esta disciplina, pero seguro que los demás son mucho mejores que yo”. ¿Eres apto para practicar actividades al aire libre?

Antes de comenzar con este post, empecemos por responder sin más explicación: un rotundo SÍ. Claro que eres apto para practicar actividades al aire libre. Y también lo eres para practicar cualquier tipo de actividad, si te lo propones y le echas una buena dosis de ganas y entusiasmo. Es cierto que muchos deportes al aire libre, crean cierto temor por su dosis de aventura. No obstante, la naturaleza nos brinda la posibilidad de practicar tantas actividades como queramos. Ya sea de mar, tierra o aire, seguro que hay alguna esperándote. En función de tu condición física, grado de atrevimiento y gustos, puedes optar por unas u otras. Lo importante es que te quites esa espinita, lo disfrutes y te sientas capaz de todo lo que te propongas.

¿Qué debes tener en cuenta para practicar actividades al aire libre?

¿Dónde te apetece realizarla?

Lo primero que debes pensar es en qué terreno te quieres mover. Piensa si te apetece pisar firme y sentirte arraigado a la tierra, en sus distintas opciones; o si prefieres sumergirte en el océano infinito y absorber todas las propiedades de respirar el aire sobre el mar; o si lo tuyo es 100% decisión y quieres volar por el inmenso cielo, el sueño de muchos.

¿Qué tipo de actividad buscas?

Una vez hayas decidido el escenario donde desarrollar tu actividad, define de qué tipo deseas que sea. Este aspecto debe casar perfectamente con tu personalidad y gustos. Sea de tierra, mar o aire, existen algunas que requieren un mayor atrevimiento que otras. Lo importante es que sepas que, tanto si deseas liberar adrenalina, como contemplar el paisaje o mantenerte en forma, hay opciones para ti. Todo el mundo puede hacerlo y tú no eres menos.

¿Cuál es el fin de dicha actividad?

Debes saber si tu objetivo es vivir una experiencia extrema, pasar un día en la naturaleza nutriéndote de todos sus beneficios, o inducir a una eficaz relajación. Te damos algunas ideas, para que vayas abriendo apetito.

Ideas para practicar actividades al aire libre

Actividades extremas

Mar: kitesurf, esquí acuático, piragüismo, surf, rafting,…

Tierra: escalada, barranquismo, ciclismo de montaña, Boulder, alpinismo de altura…

Aire: puenting, paracaidismo… En este caso, y en todos, es muy importante que contactes con profesionales que puedan ayudarte a cumplir con tu actividad de la manera más segura.

Actividades para disfrutar la naturaleza

Senderismo, kayak, paddle surf, ciclismo, vela, patinaje…

Actividades que promueven la relajación

Tai Chi, Pilates, Yoga, nadar en el mar, SUP Yoga o SUP Pilates…