¿Por qué no deberías dormir boca abajo?

Si preguntamos a las personas cómo les gusta dormir, probablemente obtendremos una respuesta ligeramente diferente en cada una. A algunos les gusta dormir de lado, abrazados a una almohada, mientras que otros prefieren quedarse boca arriba toda la noche. Y es posible que incluso conozcas a una o dos personas que adoran dormir boca abajo.

Todos tenemos nuestra propia postura preferida y, contrariamente a la creencia popular, no existe una forma «perfecta» de dormir. Dicho esto, hay mejores y peores posiciones para un descanso óptimo. Y desafortunadamente para quienes duermen boca abajo, esta postura debería ser la última elección. Pero, ¿por qué es tan malo dormir boca abajo?

Aunque esta postura puede reducir los ronquidos y la apnea del sueño, también es agotador para la espalda y el cuello. Eso puede provocar un sueño deficiente y molestias a lo largo del día. En el caso de las embarazadas, hay que tener especial cuidado con la posición para dormir para no causar problemas. La mera idea de dormir boca abajo es ridícula al final del embarazo, pero también habrá que evitarla desde el principio. Ese peso extra alrededor de barriga aumentará el tirón en la columna. Además, el bebé tendrá más espacio si no se le obliga a meterse entre la columna y el colchón.

Peligros de dormir boca abajo

Son muchos los problemas musculares que les aparecen a las personas que prefieren descansar sobre su estómago. Muchas personas que duermen boca abajo experimentan algún tipo de dolor. Ya sea en el cuello, la espalda o las articulaciones, este dolor puede afectar la cantidad de horas que duerme. Más dolor implica que es más probable que nos despertemos durante la noche y nos sintamos menos descansados por la mañana.

A continuación encontraremos los principales efectos de esta postura, y que quizá afecte en el descanso diario.

Tensar el cuello

Dormir boca abajo es posiblemente la peor posición del sueño, según anuncian varios expertos. Y eso es porque suele causar un poco o bastante dolor, especialmente en el cuello. Esta postura ejerce presión sobre la espalda y la columna vertebral. Esto se debe a que la mayor parte del peso está en la mitad del cuerpo. Esto dificulta mantener una posición neutral de la columna mientras dormimos.

El estrés en la columna aumenta el estrés en otras partes del cuerpo. Además, dado que la columna vertebral es un conducto para los nervios, el estrés espinal puede causar dolor en casi cualquier parte del cuerpo. También podemos experimentar hormigueo y entumecimiento, como si hubiera partes que se han “quedado dormidas”.

Normalmente, cuando las personas duermen boca abajo, el cuello se eleva demasiado. Además, estará torcido hacia un lado durante toda la noche. Como resultado, muchos experimentan dolor de cuello la mañana después de dormir boca abajo.

Dolor lumbar

El dolor lumbar es otro problema común entre las personas que duermen boca abajo. Dormir boca abajo extiende el cuello y la columna, lo que ejerce una presión adicional sobre las articulaciones de la columna y la zona lumbar. Y cuando duermes boca abajo, es un desafío mantener la columna correctamente alineada.

Aunque esto puede no causar dolor o presión después de una noche o dos, dormir boca abajo constantemente puede provocar malestar o dolor a largo plazo. Y estresar las articulaciones sensibles de la espalda también puede obstaculizar la movilidad, lo que dificulta sentarse con una buena postura o realizar las tareas diarias.

Hace que nos movamos

Las personas que duermen boca abajo son normalmente las que más se mueven durante la noche. Dormir boca abajo comprime las articulaciones del cuello y la espalda. Y también puede hacer que los brazos se adormezcan, considerando que generalmente se sientan bajo el peso del cuerpo.

Debido a la incomodidad que puede causar esta posición, las personas que duermen boca abajo tienden a moverse o sacudirse con más frecuencia durante la noche, lo que provoca interrupciones del sueño. Y la falta de sueño de calidad está relacionada con todo tipo de efectos negativos para la salud, como el sobrepeso y la presión arterial alta.

Empeora el reflujo ácido

Cualquier posición plana para dormir puede empeorar los síntomas del reflujo ácido, y eso incluye dormir boca abajo. Cuando estamos de pie o sentados, la gravedad ayuda a evitar que el ácido del estómago suba por la garganta. Pero cuando nos acostamos en la cama, la gravedad no está ahí para ayudar, lo que facilita que el ácido se eleve e interrumpa el sueño.

Además, aunque no tengamos problemas de ácido reflujo, dormir boca abajo con el estómago lleno también puede generar problemas en la digestión. La mejor postura es dormir hacia la izquierda, en forma fetal, para permitir que la boca del estómago no esté presionada.

Riesgos en el embarazo

Durante el primer trimestre del embarazo, es posible que se siga durmiendo cómodamente en nuestra posición normal para dormir. Sin embargo, a medida que la barriga crece, dormir boca abajo puede resultar incómodo. Esta incomodidad podría interferir con el sueño. Con el tiempo, el sueño de menor calidad puede provocar insomnio. Y la falta de sueño durante el embarazo puede aumentar el riesgo de tener un parto prematuro, un parto más prolongado y doloroso y depresión posparto.

En lugar de dormir boca abajo, los médicos recomiendan que las mujeres embarazadas duerman sobre el lado izquierdo. Esta posición mantiene la presión sobre el hígado y la vena que transporta la sangre desde las piernas hasta el corazón. También mejora el flujo sanguíneo al feto, el útero y los riñones. El uso de una almohada de embarazo para sostener el abdomen y amortiguar las piernas puede hacer que dormir de costado sea más cómodo.

mujer que duerme boca abajo

Posturas alternativas y consejos

No existe una posición perfecta para dormir. Pero dormir boca abajo es definitivamente lo peor. Causa la mayor molestia durante y después del sueño y puede causar problemas de movilidad articular en el futuro. Aunque no muchas personas duermen boca arriba durante toda la noche, es la posición más óptima para dormir. Puede ser un poco problemático para las personas con episodios de ronquidos, ya que esta posición puede dificultar la respiración (los roncadores duermen mejor de lado). Pero definitivamente es lo mejor para las articulaciones y alineación.

Desafortunadamente, entrenarse para dormir en una nueva posición no es tan fácil. Un experto puede ayudarnos a hacer un plan personalizado para mejorar la postura y posición para dormir. Pero muchos de los trucos no suelen ayudar mucho. Dicho esto, hay algunos consejos que pueden ayudar a que dormir boca abajo sea más cómodo.

  • Deshazte de la almohada. Se recomienda dormir con una almohada muy ligera debajo de la cabeza o ninguna. Esto vuelve a alinear la cabeza con la columna, aliviando algo de la presión sobre el cuello y la espalda.
  • Eleva la pelvis. Colocar una almohada pequeña debajo de la pelvis es otro consejo que puede agregar algo de comodidad. Esto puede ayudar a corregir una zona lumbar demasiado arqueada, alineando la columna lumbar con la zona media y superior de la espalda.
  • Estira por las mañanas. Unos minutos de estiramiento ayudarán a que el cuerpo vuelva a estar alineado y fortalecerán suavemente los músculos de soporte. Debemos asegurarnos de calentar con un pequeño movimiento antes de estirar, y hacerlo suave.
  • Invierte en un colchón más firme. El mejor colchón para las personas que duermen boca abajo es uno que esté más firme, con la dosis justa para aliviar los puntos de presión más importantes. Por lo general, es un colchón con un índice de firmeza de media a firme, según el peso corporal y preferencias personales. Las personas más livianas pueden preferir un colchón en el extremo más blando de ese rango, mientras que las personas más pesadas tienden a dormir mejor en un colchón más firme.
¡Sé el primero en comentar!