¿Beber mucha agua puede causar dolor en los riñones?

El agua es un líquido fundamental para nuestro organismo. No solo nos mantiene hidratados, sino que también lubrica las articulaciones, mantiene tu temperatura y promueve la salud digestiva. Si sientes dolor en los riñones después de beber agua, es posible que tengas un trastorno subyacente. Además, deberías saber que más no siempre es mejor: este viejo dicho también se aplica a la ingesta de agua.

Beber demasiada agua puede afectar la función renal, pero es poco probable que cause dolor de riñón.

¿Por qué es tan importante el agua?

Los profesionales de la salud recomiendan beber mucha agua por una buena razón. Tu cuerpo es de 50 a 75 por ciento de agua. Cada célula y tejido necesita este líquido para funcionar correctamente.

Este fluido vital regula la temperatura corporal, transporta oxígeno y nutrientes a las células, protege los tejidos sensibles y ayuda a eliminar los desechos metabólicos. También mantiene tu sistema digestivo funcionando sin problemas y agrega volumen a tus heces, previniendo el estreñimiento.

Aunque como regla general siempre nos han dicho que tomemos unos 3 litros diarios, es posible que necesites más líquidos en determinadas circunstancias, como durante el ejercicio o cuando te enfrentas a temperaturas elevadas. Si sigues una dieta rica en proteínas o fibra, considera aumentar la ingesta de agua. Incluso una deshidratación leve puede afectar la concentración mental, aumentar la frecuencia cardíaca y afectar el rendimiento físico.

No obstante, beber demasiada agua es tan dañino como beber muy poca. Puede provocar hiponatremia, una afección que afecta a tus niveles de sodio.

botella de agua para los riñones

¿Por qué duele el riñón después de beber agua?

Según un estudio que se hizo en 2014 y se publicó en el American Journal os Medicine, alrededor del 1’7 por ciento de la población general tiene hiponatremia. Las mujeres y las personas con determinadas afecciones, como accidentes cerebrovasculares, enfermedades cardíacas, hipertensión arterial y trastornos mentales, corren un mayor riesgo de padecerla.

Beber demasiada agua puede afectar la capacidad de los riñones para excretarla. El exceso de líquido puede reducir los niveles de sodio en tu cuerpo, provocando desequilibrios de electrolitos. Otras posibles causas de hiponatremia incluyen trastornos hormonales, diarrea, vómitos, enfermedad renal y el uso de ciertos medicamentos o drogas ilegales.

La hiponatremia puede ser aguda o crónica. La forma aguda se caracteriza por la aparición repentina de síntomas, como convulsiones, coma e incluso la muerte, y los resultados de la acumulación de líquido en el cerebro. La forma crónica se desarrolla durante más de 48 horas, provocando náuseas y vómitos, fracturas, disminución de la densidad mineral ósea, confusión, dolores de cabeza y calambres musculares.

Aunque es cierto que la hiponatremia afecta la función renal, no causa dolor en los riñones. Si te duelen después de beber agua, es posible que tengas una obstrucción de la unión ureteropélvica u otros trastornos renales. La mejor manera de determinar la causa raíz de tus síntomas es yendo a un médico.

hombre bebiendo agua para los riñones

Otras causas de tener dolor de riñones

Como te dijimos anteriormente, una posible causa de dolor renal después de beber agua es la obstrucción de la unión ureteropélvica. Esta rara condición es el resultado de un bloqueo parcial o total de la unión donde los riñones se unen a los uréteres, deteniendo o disminuyendo el flujo de orina. La mayoría de los casos están presentes de manera natural desde que una persona nace, pero es posible desarrollar obstrucción de la unión ureteropélvica en la edad adulta debido a cálculos renales o inflamación en el tracto urinario superior. Algunos tipos de cirugía también pueden causar este trastorno.

En general, la obstrucción de la unión ureteropélvica afecta solo a un riñón. Los síntomas incluyen cálculos renales, vómitos, sangre en la orina y dolor en la espalda o en la parte superior del abdomen, especialmente al beber líquidos. También puedes notar una masa agrandada en el abdomen o desarrollar infecciones del tracto urinario acompañadas de fiebre.

Varios otros trastornos renales pueden causar dolor de riñón, como la enfermedad renal poliquística, cálculos renales, cáncer de riñón, lesiones y enfermedades digestivas. Sin embargo, si tienes alguna de estas afecciones, tu riñón no necesariamente te dolerá después de beber agua. Es importante que acudas al médico para que te analice y valore tu situación.

Deshidratación

No beber suficiente agua puede causar dolor en uno o ambos riñones. La pérdida de agua ocurre por sudoración, vómitos, diarrea o demasiada orina. La diabetes también pueden provocar que tengamos poca hidratación en el cuerpo. La deshidratación grave o crónica acumula desechos en los riñones, provocando síntomas como:

  • Dolor o malestar en el costado o la espalda
  • Cansancio o fatiga
  • Antojos de alimentos
  • Dificultad para concentrarse

Cálculos renales en los riñones

Los cálculos renales son cristales pequeños y duros que se acumulan dentro de los riñones. Los más comunes están compuestos por sales y minerales como el calcio. Los cálculos renales también se conocen como litiasis renal. Un cálculo renal puede causar dolor cuando se mueve o sale del cuerpo a través de la orina. Los síntomas más habituales son:

  • Dolor severo en la espalda y el costado, así como en el estómago, la ingle y en uno o ambos testículos
  • Fiebre o escalofríos
  • Náuseas o vómitos
  • Dolor al orinar
  • Sangre en la orina (color rosa, rojo o marrón)
  • Orina turbia o con olor fuerte
  • Dificultad para hacer pipí

Quistes renales en los riñones

Un quiste es un saco redondo lleno de líquido. Los quistes renales ocurren cuando se forman uno o más quistes en los riñones. Estos simples no son cancerosos y normalmente no causan síntomas. Pero ss posible que sientas dolor si un quiste crece demasiado. También puede causar problemas si se infecta o revienta. También puede generar síntomas como fiebre, dolor agudo o sordo en el costado o la espalda y en la parte superior del estómago.

Un quiste renal grande puede causar una complicación dolorosa llamada hidronefrosis. Que sucede cuando el quiste bloquea el flujo de orina, lo que hace que el riñón se inflame.

Agrandamiento de la próstata

El agrandamiento de la próstata es una afección común en hombres mayores de 40 años. Esta glándula está justo debajo de la vejiga y conforme se agranda, puede bloquear parcialmente el flujo de orina que sale del riñón. Esto puede provocar una infección o hinchazón en uno o ambos riñones, provocando dolor.

Una próstata agrandada normalmente se trata con medicamentos para reducir el tamaño. En algunos casos, es posible que se necesite radioterapia o cirugía. Los síntomas renales desaparecen una vez que la próstata vuelve a su tamaño normal.