¿Cómo acabar con el dolor de cabeza de forma natural?

El dolor de cabeza son una molestia muy común, sin importar demasiado la edad. En el mejor de los casos, pueden hacer que tus tareas diarias simples sean más desafiantes de lo que deberían. Pero en el peor de los casos, pueden dejarte acurrucado en la cama durante horas, con la luz apagada.

La buena noticia es que si no eres fanático de tomar pastillas de forma habitual, existen muchos remedios naturales para los dolores de cabeza, incluidos algunos pequeños cambios en el estilo de vida, ciertos alimentos y terapia con frío o calor.

Trucos naturales para aliviar el dolor de cabeza

Hay muchos tipos de dolores, pero los más frecuentes son los causados por la tensión. Hay dolores en brotes que son intolerables y ocurren en grupos o “racimos”, mientras que las migrañas son un tipo de dolor de cabeza de moderado a intenso. A continuación te enseñamos formas sin medicamentos para eliminar esta dolencia (o evitar que aparezca en primer lugar).

Comer con regularidad

Este es un buen consejo para todos, pero especialmente para quienes sufren de migraña. No te saltes las comidas y añade uno o dos snacks a lo largo del día para no pasar más de un par de horas sin comer. De esta manera, no experimentará esas grandes caídas de azúcar en la sangre que pueden provocar dolor de cabeza.

De hecho, tener horarios de comida diarios regulares se asocia con migrañas menos frecuentes. Y cuanto más tiempo pase entre comidas, mayor será tu probabilidad de tener dolor de cabeza.

Consumir más magnesio

Las investigaciones muestran que las personas que tienen dolores de cabeza tienen niveles más bajos de magnesio, razón por la cual los expertos en salud sugieren tomar un suplemento de 400 a 500 miligramos de óxido de magnesio todos los días para prevenirlos.

Tomar suplementos de magnesio, sin embargo, puede causar en algunas personas efectos secundarios en el sistema digestivo como diarrea, por lo que, para tratar los síntomas del dolor de cabeza, es mejor comenzar con una dosis más baja. Si no quieres tomar un suplemento, intenta tomar más alimentos con alto contenido de magnesio, como son las espinacas, semillas de calabaza, frijoles negros y lima, quinoa y arroz integral, semillas de lino, chocolate negro y plátanos.

té de jengibre para el dolor de cabeza

Beber un poco de té de jengibre

El jengibre se recomienda con mayor frecuencia como una forma de facilitar la digestión y reducir las náuseas, pero también puede ayudar con las migrañas. Son varios los estudios que hablan de que el consumo de jengibre es una fuente importante de alivio de la cefalea.

La raíz natural se puede usar en una variedad de platos, pero también se puede disfrutar como un té de hierbas dulce. Para hacerlo en casa, pela y corta en rodajas finas un trozo de jengibre de unos 5 centímetros y añádelo a una cacerola con una taza de agua. Lleva la mezcla a ebullición, luego cocina a fuego lento durante cinco a 10 minutos. Cuela el té y sírvelo con un poco de miel y una rodaja de limón.

Tomar mucha agua para evitar el dolor de cabeza

A veces, la solución más simple es la más fácil de olvidar. La deshidratación es un importante impulsor de la migraña, por lo que beber un vaso de agua podría ser suficiente para aliviar el dolor. Afortunadamente, se ha demostrado que beber agua alivia los síntomas del dolor de cabeza entre 30 minutos y tres horas, en la mayoría de las personas que sufren de deshidratación.

Los profesionales de la salud sugieren beber agua durante todo el día en lugar de refrescos, zumos u otras bebidas azucaradas. Siempre hemos escuchado recomendaciones sobre tomar unos 3 litros diarios de H2O, aunque la dosis exacta no existe para todas las personas.

Dormir lo suficiente

Solemos pensar que dormir bien por la noche es la solución para muchas dolencias, pero esto es especialmente cierto cuando se trata de dolores de cabeza. La falta de sueño o los trastornos del sueño son desencadenantes comunes de los dolores de cabeza. Se ha demostrado que mantener un horario regular de sueño y dormir lo suficiente ayuda a disminuir los dolores de cabeza y la gravedad de muchos pacientes.

La mayoría de los adultos necesitan entre siete y nueve horas de sueño por noche. Sin embargo, a veces es más fácil decirlo que hacerlo. Además, también se ha demostrado que dormir demasiado puede desencadenar dolores de cabeza. Por lo tanto, una cantidad adecuada de descanso es importante para aquellos que buscan la prevención natural del dolor de cabeza.

personas haciendo la postura del niño

Hacer algo de yoga

Las investigaciones indican que el ejercicio aeróbico moderado y regular puede reducir la gravedad, la duración y, en algunos casos, la cantidad de migrañas que experimentan las personas. Pero una forma de ejercicio que podría ser especialmente beneficiosa es el yoga.

Se ha demostrado que el yoga reduce el estrés y el estrés es una de las causas de las migrañas. Si eres nuevo en la práctica, es posible que quieras comenzar con algunas poses simples que se centren en la respiración, como la postura del niño.

Limitar el tiempo delante de la pantalla

Las investigaciones han demostrado que pasar demasiado tiempo frente a una pantalla puede causar tensión en el cuello e interferir con el sueño, las cuales son causas comunes de dolores de cabeza. Casi un tercio de nosotros pasamos cinco o más horas extra frente a la pantalla desde que comenzamos a refugiarnos en casa debido a la pandemia.

Los expertos recomiendan hacer descansos frecuentes de las pantallas de tu ordenador y teléfono inteligente para que tus ojos descansen. Y aunque es posible que no puedas hacer mucho con el tiempo que pasas frente a la pantalla durante las horas de trabajo, trata de reducir el tiempo que pasas frente al televisor o mirando tu teléfono después de las horas de trabajo, y especialmente durante la hora o dos antes de acostarse.

Consumir menos alcohol

Una noche de borrachera puede provocar una migraña que adormece la mente por la mañana. Tomar cinco o más porciones de alcohol, suplica las posibilidades de sufrir de un dolor de cabeza al día siguiente. La ciencia no ha encontrado mucha asociación de este dolor de cabeza con una o dos porciones, pero si eres un bebedor empedernido, es solo una razón más para reducir el consumo de alcohol.

También se ha demostrado que, en muchas personas, el alcohol causa tensión y dolores de cabeza en brote. Al actuar como un vasodilatador, el alcohol ensancha los vasos sanguíneos y permite que la sangre fluya más libremente. En algunas personas, la vasodilatación puede causar dolores de cabeza. De hecho, los dolores son un efecto secundario frecuente de los medicamentos vasodilatadores, como los que tratan la presión arterial.

cervezas con alcohol para el dolor de cabeza

Probar la acupuntura para el dolor de cabeza

Se ha demostrado que esta práctica de la medicina tradicional china, que consiste en colocar pequeñas agujas en puntos estratégicos del cuerpo, reduce una amplia variedad de dolores. En muchos estudios, esta práctica se ha relacionado con una reducción en los síntomas de dolor de cabeza.

Si estás buscando una forma natural de tratar los dolores de cabeza crónicos, la acupuntura puede ser una opción que valga la pena.

Usar aceites esenciales

Algunas investigaciones muestran que ciertos aceites esenciales son útiles para combatir el dolor de cabeza. En concreto, oler aceite de lavanda para ser una forma muy eficaz de gestionar los dolores de cabeza de migraña. Otros aromas que pueden ayudar incluyen menta, romero, eucalipto y manzanilla.

Para usar aceites esenciales para aliviar un dolor de cabeza, puedes ponerlos en un difusor, colocarlos en un colgante alrededor de su cuello o agregar unas gotas a una onza de aceite de coco y frotarlo en sus sienes. Se ha demostrado que aplicar aceite esencial de menta en las sienes reduce los síntomas de los dolores de cabeza por tensión. Por otro lado, cuando se aplica en el labio superior y se inhala, el aceite de lavanda es muy eficaz para reducir el dolor de migraña y los síntomas asociados.

Aplicar una compresa fría

Algunas investigaciones han demostrado que la terapia de frío puede ser una buena manera de aliviar un dolor de cabeza. La aplicación de compresas frías o congeladas en el área del cuello o la cabeza disminuye la inflamación, ralentiza la conducción nerviosa y contrae los vasos sanguíneos, todo lo cual ayuda a aliviar el dolor de cabeza.

En lugar de envolver el hielo en una bolsa y quedarte quieto mientras intentas equilibrarlo en la frente, podrías comprar un parche de enfriamiento de gel desechable o una diadema de compresión fría para sacar del congelador según sea necesario.

Aplicar una compresa tibia para el dolor de cabeza

Si la terapia de frío no funciona, intenta cambiar la temperatura. Una compresa tibia relaja los músculos alrededor de la sien y el cuero cabelludo y estimula el flujo sanguíneo alrededor del área, lo cual es útil para el dolor de cabeza por tensión.

Una vez más, comprar una almohadilla térmica o una compresa caliente te dará resultados más duraderos que llenar una botella con agua caliente, y es más seguro.

almendras en un arbol

Tomar vitaminas B2 para el dolor de cabeza

Hay una cantidad limitada de investigaciones que indican que la vitamina B2, o riboflavina, puede ayudar con las migrañas. Estas vitaminas B2 juegan un papel positivo en la reducción de la frecuencia y duración de los ataques de migraña sin efectos secundarios graves. La dosis para adultos suele ser de 400 mg al día.

Estas vitaminas también pueden servir como antioxidantes saludables que ayudan a aumentar tus niveles de energía, por lo que podría valer la pena inyectarlas. Antes de hacer nada por tu cuenta, asegúrate de hablar primero con tu médico y elige una marca de vitaminas en la que puedas confiar.

La vitamina B2 también se encuentra naturalmente en productos lácteos, incluidos leche, yogur y queso, huevos, pechuga de pollo, carne de res y cerdo magras, salmón, almendras y espinacas.

Evitar los alimentos ricos en histamina

La histamina es una sustancia química producida por el cuerpo de manera natural que desempeña una función en el sistema inmune, digestivo y nervioso. También se encuentra en ciertos alimentos como quesos añejos, alimentos fermentados, cerveza, vino, pescado ahumado y embutidos.

Algunos estudios sugieren que el consumo de histamina puede causar migrañas en aquellas personas sensibles a esta sustancia. Hay quienes no pueden excretar la histamina de manera adecuada porque sufren un deterioro en la función de las enzimas responsables de descomponerla. Una estrategia útil para las personas que sufren dolores de cabeza frecuentes puede ser eliminar los alimentos ricos en histamina de la dieta.